Memorias de Idhún. La resistencia

Autor: Azael Sánchez Martínez
Curso: 2º ESO-D
IES Albujaira, Huércal-Overa (Almería)

Lo primero que tengo que decir es que sé que en una edición de este concurso ya ganó esta trilogía, pero aun así, y no por ello, este libro va a dejar de ser el que más me gusta.

Por desgracia, dejé a un lado mi costumbre de leer casi diariamente por otra actividad que consumía casi todo mi tiempo libre, pero el meterme en la piel de los protagonistas y vivir la historia como si fuera real, ha hecho que vuelva a recuperar las ganas de leer e intentar sacar tiempo para pasar un buen rato con estas reliquias plasmadas en papel.

Llevaba bastante tiempo siguiéndole la pista a este libro, pues mucha gente me había dado muy buenas referencias sobre él. Al fin, me hice con esta obra y, en verdad, robó una parte de mi corazón, una parte que sabe valorar lo que merece la pena y que, sin duda, esta vez no se ha equivocado.

El principio de la trama empieza fuerte, con la muerte de los padres de Jack, el protagonista. Te transmite el dolor de su pérdida de una manera que te entristece y te hace sentir mal. Me encanta ese toque de fantasía y romance que tiene. Además, al ser una historia dividida en tres libros le deja a la escritora la libertad de expresarse y desarrollar los acontecimientos con un poco menos de agobio. El progreso que tiene es impecable, te deja con la intriga sobre el qué pasará… Y eso en un libro es imprescindible, tanto como que sus personajes sean carismáticos y cada uno tenga su historia. Y el final, qué decir sobre él. ¿Que es perfecto? ¿Que me ha encantado?

No, nada de eso, yo solo digo que queda como anillo al dedo, que es como ponerle la estrella al árbol, un punto y final de este libro que te enamora y te deja con las ganas de leerte el siguiente de la colección.

De hecho, mi necesidad por leerme la segunda parte cada día va en aumento. ¡Necesito leérmelo ya! Tengo que comprármelo porque lo preciso, es mi “droga”. Y lo es porque los sentimientos que me ha transmitido este libro no me los ha inculcado ninguno.

Puede que a algunos les parezca mentira que unas cuantas hojas llenas de simples  palabras puedan llegar a emocionar a alguien, pero los libros pueden conseguir cualquier cosa. Y creo firmemente que es una calamidad que poco a poco la gente deje de leer obras como estas, por lo que prometo no volver a recaer en el error que tuve en el pasado. Eso, al tiempo que espero que las futuras generaciones puedan llegar a saborear estas historias tanto como yo lo hice. Sentir que los libros vayan desapareciendo es como sentir morir una parte de nosotros y por eso debemos protegerlos. Fantasía, romances, aventuras… ¿Qué más necesita un libro? ¿Qué más necesitamos los lectores? Por esto, y por muchas otras razones, este es mi libro preferido.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram