Jane Eyre

 

Autora: Jimena Galán Rodríguez
Curso: 1º ESO-B
I.E.S. Luna de la Sierra. Adamuz (Córdoba)

 

Mi libro favorito se titula Jane Eyre. Este libro fue escrito por Charlotte Brontë, y publicado en 1847.

El libro trata, principalmente, sobre la vida de la chica inglesa y huérfana Jane Eyre, la cual tuvo que vivir hasta los diez años con los Reed (los únicos familiares que le quedaban), que consta de su tía,  la señora Reed, y sus respectivos primos: Eliza, John y Georgina Reed, que la odian y le hacen la vida imposible a la protagonista. Más tarde, su tía la envía a Lowood, un internado en el que pasará ocho años.

Ya con dieciocho años, Jane Eyre decide buscarse un trabajo fuera del internado. Por suerte, consigue uno, que consiste en ser la institutriz de Adela (o Adèle) Varens. Ella va a Thornfield, el lugar en el que ahora trabajará y allí conocerá a Edward Rochester (el señor Rochester), el amo de Thornfield, y a pesar de que la diferencia de edad es muy grande entre ambos, se acaban enamorando. Ocurren varias cosas inesperadas, que hacen que Jane llegue a pensar en tirar la toalla, o huir de Millcote, pero al final Edward y Jane acaban juntos, y un final feliz los acompaña.

En el libro aparecen múltiples personajes y todos ellos con diferentes ideales y edades. Esa es una de las razones por las que este libro se ha convertido en mi preferido. Pero hay también otros motivos, como por ejemplo, la manera de pensar que tiene Eyre, o simplemente, su manera de ser; me identifico mucho con ella en algunos casos. Ella es muy peculiar, pienso que a lo mejor por lo que vivió y aprendió a lo largo de su vida en Lowood.

Otro de los aspectos interesantes es el tiempo en el que se representa esta historia. Está ambientada en mitad del siglo XIX (escrita también en ese siglo), y el lugar en el que ocurren los hechos, en Inglaterra.

Como he dicho antes, uno de los principales aspectos por los que me ha encantado la novela ha sido la manera de pensar o ser de los numerosos personajes que aparecen en ella, ya que no tienen una manera de ser “normal” —y no menos de pensar—, y que a lo mejor también era propio de las personas de aquella época.

Igualmente me encanta la forma de ser física de los protagonistas. A algunas personas que leen el libro (que me temo que son la mayoría) les parecen feos, pero tampoco es que sean eso, pues a mí me parecen realmente fascinantes. A Jane se la describe, generalmente, como bajita, pálida, muy delgada y callada; y a Edward como moreno, delgado, la tez no muy tostada y un poco gruñón, a veces.

La autora del libro, Charlotte, refleja un poco su vida en algunos casos —y también a lo largo de la novela—. Resulta que Charlotte se quedó huérfana cuando era muy pequeña, y se tuvo que ir a vivir con su tía, junto con sus demás hermanas. Estas fueron mandadas a un internado por su tía, y dos de ellas murieron a causa de las malas condiciones del internado. Bueno, a Jane le ocurre prácticamente lo mismo, sólo que ella carece de hermanos, y los que mueren en el internado son parte de las alumnas de este; entre ellas, su amiga Helen Burns. Esta también es otra de las razones por las que me gustó Jane Eyre. También coincide en que Brontë y Jane fueron institutrices.

Además, es un libro apasionado, que expresa sentimientos muy profundos, que sólo una persona que lo ha vivido lo puede expresar así, de la misma manera como lo hizo Brontë, y con esa exactitud.

Es un libro que atrae fácilmente, sobre todo por su peculiaridad. Todo aquel —o la gran mayoría—, que lo haya leído, ha aprendido algo, y también le habrá encantado. Este libro entra en ese conjunto de libros que te hace pensar y, lo quieras o no, también acaba influyendo en tu vida diaria de una manera u otra.

Yo, personalmente, recomiendo muchísimo este libro a todo el mundo pues, como bien he dicho líneas arriba, es un libro que te hace reflexionar, y sientes emociones nuevas mientras lo lees. Espero que os guste este libro tanto como a mí.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram