Abdel

Autor: Nelson Miguel Nente
Curso: 2º ESO-E
IES Francisco Montoya, Las Norias de Daza, El Ejido (Almería)

Esta historia va sobre un chaval llamado Abdel. Tenía doce años y ahora se encuentra en un centro de menores de España.

Abdel es un joven tuareg nacido en el norte de África, su mamá falleció cuando él solo era un bebé. Vivía con su padre en el desierto, ahí aprendió a escribir y a hablar español. Hasta que un día su padre decidió emigrar a España.

Después de cruzar la costa andaluza tuvieron que huir de la policía, al poco tiempo encontraron un trabajo, construir un chalet a cambio de comida y cobija. Abdel no trabajaba, solo hacía recados, pero al paso de los días empezó a desconfiar de sus jefes aunque se lo mantuvo callado.

Una mañana, el jefe lo mandó a él y a su padre a por un paquete que supuestamente llevaba papeles. A la vuelta y ya con el paquete en mano la policía empezó a seguirlo, el padre se dio cuenta de que era una trampa y avisó a Abdel para que huyese. Al final consiguió huir pero arrestaron a su padre. Abdel se escondió en un cementerio, al cabo de unos días decidió salir a buscar comida, vio que intentaban atacara a dos niños de su edad, Alicia y Miguel, les ayudó y se hicieron amigos.

Él les contó todo lo que había pasado, Alicia y Miguel decidieron ayudarle a vengarse de sus exjefes, pero el plan no les salió bien, ataron a Abdel y lo metieron en un maletero, después de varias horas un ladrido de perros lo despertó. ¡Eran sus amigos Alicia y Miguel acompañados por la policía!

Ahora Abdel se encuentra en un centro de menores, su padre le dijo que declarase contra él porque si lo soltaban tendría que volver otra vez al desierto, lo entendió y declaró contra él aunque le doliese.

¿Por qué escogí este libro?

Como a Abdel y a su padre, miles de personas han vivido una situación similar y eso a mí me duele, porque la gente sale de su país para buscar una vida mejor. Este libro me lo leí por primera vez hace cuatro años y me ha llegado al corazón, espero que la gente no tenga que sufrir tanto para estar estable en nuestro país.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram