Eleanor and Park

Autora: Isabel Serón Cortés
Curso: 2º ESO A
IES Fuente Lucena, Alhaurín el Grande (Málaga)

Hola! Encantada de conocerte. ¿Me permites leerte?

—¡Claro! Adelante, no te cortes.

Y así es como empezó nuestra pequeña-gran aventura.

Quizá Eleanor y Park no sean la pareja perfecta, quizá sean demasiado jóvenes para enamorarse de esa manera, pero estoy segura de que su amor es de los verdaderos. Y, a pesar de saber que lo suyo era imposible, lucharon sin miedo a que llegara el día de perderlo.

Eleanor es una chica con muchos complejos, pero aun así ella convive con ellos. Me sentí muy identificada con su inocencia, con su felicidad, a pesar de todo lo malo que le pasa, con su humildad. Es un personaje excelente, ya que es una chica con carácter, fuerte, pero a la vez tierna y alegre, es uno de esos personajes de los que te enamoras fácilmente, y tú lo sabes mejor que nadie.

Park es un chico introvertido, siempre está escuchando música o leyendo comics. A pesar de ser el típico chico que es objeto de todas las burlas, se ha ganado el respeto de sus compañeros y nadie se mete con él. Pero lo que más me gusta de él es su manera de ver la vida, siempre con positividad y sin importarle lo que digan los demás. Por eso se ha convertido en mi personaje favorito. Y sobre todo porque él sabe ver la verdadera belleza, esa que no se aprecia a simple vista, esa que está en el corazón. Aquí te cito una de sus preciosas frases que es, de hecho, mi favorita.

“Eleanor tenía razón. No era guapa exactamente. Emanaba algo artístico, y el arte no busca ser bonito, busca despertar tus sentimientos”

Pero, ¿por qué tienes que acabar así? ¿Por qué me dejaste con tantísimas dudas? Eso es lo que más odio de ti. Tu maldito final. Pero aun así, me sigues encantando. Y si, de entre todos los libros que he leído te he escogido a ti como mi favorito. ¿Y me preguntas el por qué? Porque eres la historia de amor más bonita del universo. Porque entre tus páginas las horas se pasaban como estrellas fugaces en el cielo. Porque no me importó quedarme hasta altas horas de la madrugada sumergida en tu maravilloso mundo. Y porque contigo supe lo que es el amor verdadero, ese en el que amas con toda tu alma sin importar lo que suceda. Por eso eres mi libro preferido.

 

Love you

Autora: Paula González Bravo
Curso: 2º ESO A
IES Fuente Lucena, Alhaurín el Grande (Málaga)

Yo tengo toda la razón. Sus muros son una máscara. Es todo una farsa, un papel que trata de interpretar. Los comentarios crudos y su baboseo, sus adicciones: son falsas. Todo es falso. Tyler no se acaba ahí, hay más. A veces la fachada se le cae. Y a veces yo he estado presente para ver lo que hay detrás de esa fachada”

Por casualidad encontré este pequeño texto, inmediatamente me puse a buscar de donde provenía, y resulta que era del que iba a ser mi libro favorito. Descubrí que era una trilogía lo que aumentó mis ganas de leérmelo, ya que no se terminaba todo en el primer libro, si no que había más y lo que más me intrigaba era saber el por qué de esas palabras.

La trilogía Love You narra la historia de dos hermanastros que son polos opuestos que, con el tiempo, inevitablemente, terminan atrayéndose.

Tyler, un capullo de campeonato, o eso es lo que aparenta.

Eden, una chica normal de Oregón.

Tyler ha tenido un pasado difícil. En vez de aceptarlo, prefiere emborracharse.

Eden es la típica chica buena que nunca ha hecho nada malo y no ha salido de su ciudad.

La vida de Eden comienza a cambiar cuando en verano su padre le pide que vaya a pasar  con él ocho semanas. Ella, con tal de conocer Los Ángeles, acepta; pero lo que ella no sabe que es lo que va a pasar, sentir y descubrir allí.

Su relación con Tyler no comienza con buen pie, ya que al llegar a casa de su padre él, que llega bastante fastidiado, decide dar la nota.

Y justo ahí es donde florece esta bonita historia.

A partir de ahí, empiezan los problemas, son hermanastros y tienen miedo al qué dirán, además, algo ata a Tyler a su novia Tiffany para que no pueda dejarla. Y, cuando creen que todo empieza a ir bien, algo aún peor llegará a distanciarlos aún más, y la duda se apoderará de ellos. ¿Su amor será la suficiente fuerte para unirlos?

El porqué de que estos libros sean mis favoritos es, porque Estelle, su maravillosa autora, juega con bastantes cosas que hace que la novela sea fácil de leer y las páginas se pasen voladas, en bastantes momentos te deja con la duda y te obliga a seguir leyendo. Por otro lado, incluye varios temas de actualidad y hace que gracias a ellos, la novela sea aún más interesante. Por último añadir que gracias a Estelle me siento un poco mejor conmigo misma, porque Tyler aceptó a Eden por cómo era, se enamoró de ella no por su físico sino por su interior (que actualmente es al contrario, la gente valora más tu exterior que tu interior).Y todo esto junto hace que esta sea la historia de amor más bonita que he leído, porque los cambios que hacen sus personajes son dignos de leer y por qué cuando dos personas están destinadas a estar juntas, nada ni nadie puede romper eso. Y por eso y mucho más, elijo a estos como mis libros preferidos.

 

El amigo que surgió de un viejo ordenador

Autora: Nuria Rosa Manzanares
Curso: 1º ESO A
IES Fuente Lucena,  Alhaurín el Grande (Málaga)

—Tato, ¿estás despierto ya?

—Sí, ¿qué quieres?

—Vamos a abrir los regalos, ¿no?

—Papá no ha llegado todavía y ya sabes que mamá quiere que lo esperemos.

—Uff! Vale.

—Adri, ¿Qué crees que te han traído?

—No sé, yo me he portado muy bien.

—Bueno esperemos a que llegue papá y ya no habrá  ningún misterio.

De repente me fui al salón, dije ‘buenos días’ a mi madre. Me senté al lado del árbol de navidad y vi que al lado de mis zapatos, que anteriormente me puse para la cabalgata, había dos regalos uno era  una especie de caja; y otro era de tamaño medio, envuelto en papel  llamativo, lo cogí y… ¡poom!  Este se me cayó al suelo, no se rompió pero sonó bastante fuerte.

Al cabo de un rato de dura espera, llegó mi padre, cogí mi primer regalo y lo abrí, pero ¿a que no sabías que era? ¡Un libro!

Ese libro se llama así: El amigo que surgió de un viejo ordenador, de Belén Gopegui. Estaba tan ilusionada por mi regalo de Reyes que me fui a mi habitación y no paré hasta que me lo leí. Este trata de una niña, Mariú, que acababa de  encontrar un disco duro, una especie de cuaderno con candado que a lo mejor esconde un misterio, o una pista para investigar. Pero lo que encuentra es una teoría con cinco pasos para enfrentarse a las cosas importantes de la vida que ha escrito alguien que no conoce, aunque le encantaría saber quién es. Kyra, su mejor amiga, está enfadada con ella, y lo peor de todo es que se va a vivir a Brasil porque sus padres no tienen trabajo en España, y Mariú no puede hacer nada para evitarlo, y para eso no sirven los cinco pasos.

Creo que con esta novela, la autora, Belén Gopegi, nos invita a reflexionar sobre el papel de cada uno de nosotros en este mundo y que hacer para lograr un futuro mejor, ya que nosotros somos el futuro. El mundo está en nuestras manos.

La reflexión que he sacado de estas páginas es que ¡no es justo! La gente se enfada sin tener un por qué  y que nuestras ideas también son importantes aunque no seamos mayores y solo sea una niña. También he aprendido que a veces las cosas no son lo que parecen. Pienso que este libro nos enseña a luchar por las cosas que son injustas y te enseña también que los mensajes de la vida no vienen metidos en botellas de cristal, sino que pueden aparecer en cualquier circunstancia  y que hay que  para afrontar las cosas con honestidad, amabilidad y, por supuesto, con educación. Pero hay muchas cosas más que sólo podéis descubrirlas si leéis vosotros el libro.

Bueno, me voy que tengo que abrir mi otro regalo misterioso.

 

Bibiana y su mundo

Autora: Adriana Rosa Manzanares
Curso: 1º ESO A
IES Fuente Lucena, Alhaurín el Grande (Málaga)

Soy Bibiana, pero todos me llaman Bibi, soy la protagonista de la historia de Bibiana y su mundo de José Luis Olaizola. Me he escapado durante unos minutos de este libro para deciros algo de mí que os ayudará a entender mi vida. Tengo diez años, mi  carácter es alegre y abierto, me encanta contar historias pero  suelo tener algunos problemas, ya que mi madre murió al nacer yo y mi padre como estaba muy triste empezó a beber. Tengo que trabajar  para ayudar económicamente en casa y cuidar de mi papá  que está enfermo porque bebe mucho y a veces, hasta me quita el dinero de la hucha .Yo estaba ahorrando para comprar una bicicleta, siempre había tenido el sueño de que los Reyes Magos me trajeran una, pero nunca llegó.

No me enfado con mi padre aunque muchos mayores sí porque dicen que tiene que cuidarme y no lo está haciendo bien pero yo sé que soy lo único que tiene, soy su tesoro, no es el mejor padre del mundo pero lo quiero.

Mi padre al final de la historia  y después de muchos sucesos que prefiero que descubráis vosotros mismos, se recuperó, dejó la bebida y ese es el mensaje más importante de mi libro: Recuperó su vida.

‘Aspiró y notó que la vida olía a leña quemada, a rosas, a tierra regada, a la higuera del huerto’.

Bueno, el motivo de mi carta y de que haya salido un poco de la tranquilidad de las páginas es contaros estas cosas de mí para que tengáis en cuenta lo privilegiados que sois los niños que tenéis unos padres que os cuidan, aman y abrazan y que siempre están a vuestro lado. Mi padre no era malo, incluso le salvó la vida a quien me había alejado de él  (la señorita Tachi). Pero a veces era la gota que colmaba el vaso y también yo actuaba mal con él porque me enfadaba y  ahora quiero pedirle perdón y decirle que a pesar de todo, lo quiero  mucho. A mi madre, si me escucha, le doy las gracias por darme la vida, a la señorita Tachi, decirle también que siento haberle dicho, a veces tacos, a Quincho comentarle que lo adoro y a vosotros, lectores, tened esperanza. Todo tiene solución y sobre todo disfrutad de la lectura de mi libro y de otros muchos que vais a encontrar en vuestro camino.

Adiós y besos

PD: ¡Ah, se me olvidaba! Gracias también a la señora Angustias, mi vecina, por esas croquetas tan buenas que me trajo la semana pasada.

 

La rosa del Kilimanjaro

Autora: María Plaza Rueda 
Curso: 1ºESO A
IES Fuente Lucena, Alhaurín el Grande (Málaga)

Estaba allí, en la biblioteca, con mi amiga Sandra. Le conté sobre mi libro favorito, La rosa del Kilimanjaro, el libro que me marcó para toda la vida. Trataba sobre una niña muy soñadora que tenía mucha imaginación llamada Rosa. Ella tenía a su padre desaparecido y su búsqueda la lleva al Kilimanjaro. Allí conoce a Festo, un chico de su edad que estaba en una tribu. La curiosidad de la niña la lleva a cometer muchos peligros y muchas aventuras y a conocer el amor.

Le pregunté a mi amiga cuál era su libro preferido, pero me dijo que leyó muchos libros pero ninguno como el que me hacía sentir a mí La rosa del Kilimanjaro. Estando en la biblioteca, busqué el libro y juntas lo estuvimos leyendo un rato y en ese momento las dos sentimos que estábamos dando vueltas y vueltas, era igual que cuando de pequeña veía Doraemon. Cuando miramos a nuestro alrededor para ver lo que había pasado, ya no estábamos en la biblioteca, ¡estábamos en el Kilimanjaro! Andamos y andamos hasta que vimos una tribu, cuando me acerqué a mirar vi a dos personas que me resultaban muy familiares, ¡claro, eran Rosa y Festo! Ellos me vieron y me preguntaron quiénes éramos y que hacíamos allí, ya que allí no se ven a turistas, le explicábamos lo que pasó y se quedaron iguales de sorprendidos que nosotras. Sandra no estaba muy segura de ellos, pero la tranquilicé para que no se asustara. Rosa nos acompañó a dar una vuelta y nosotras aceptamos.

De repente, veía todo igual que el libro, igual que cuando estaba leyendo el libro. Recordaba todas las aventuras de Rosa y Festo aquella tarde. Pasamos la noche junto a la tribu y al día siguiente Sandra quería volver a casa, porque no quería que sus padres se preocuparan, pero yo no tenía tanta preocupación aunque me hacía la valiente también echaba de menos a mis padres.  ¡Pero si cuando vinimos aquí estábamos leyendo el libro! ¡Teníamos que volver a leerlo!, ¡pero ahora no lo teníamos! Sandra y yo nos preocupamos mucho. Rosa y Festo estuvieron pensando una solución, y ya Sandra se tranquilizó. Ahora ellos eran nuestros amigos y harían todo lo posible para ayudarnos. Cuando mi amiga se tranquilizó fuimos a dar un paseo y Rosa siguió buscando una solución.

—No te preocupes, juntas vamos a salir de esta— le dije a Sandra.

—Gracias por animarme, juntas lo conseguiremos— me respondió.

De pronto, notamos que algo nos estaba espiando, nos sentíamos observadas. ¡Un grupo de serpientes venenosas salieron de la nada! Sandra tenía pánico a las serpientes y se escondió detrás de mí, cogí un palo por si nos atacaban. Una serpiente se lanzó y la golpeé con todas mis fuerzas. De repente llegó Festo y nos salvó de todas ellas, después apareció Rosa con algo en la mano pero no pude apreciar el que llevaba y nos preguntó.

—¿Pero qué ha pasado?, ¿estáis bien?

—Sí, gracias. Festo nos ha salvado— respondí.

—No, si no he hecho más que espantarlas— dijo Festo sonrojado.

Le agradecí mil veces y Rosa nos dijo que tenía algo para nosotras, era el libro que perdimos. Me dio un poco de pena despedirme de mis nuevos amigos, pero me reconfortó saber que ya no era imposible volver a vernos, solo tenía que volver a leer el libro de nuevo. Nos despedimos y le di un fuerte abrazo a Rosa y Festo. Cuando empezamos a leer el libro de nuevo sentimos las vueltas, y nos fuimos con unas hermosas vistas y el cielo azul del Kilimanjaro. Cuando miramos a nuestro alrededor, estábamos en la biblioteca como si se hubiera parado el tiempo. Seguimos un buen rato en la biblioteca y sabía que dentro de poco habría un reencuentro con mis amigos, Rosa y Festo, y me di cuenta de que La rosa del Kilimanjaro de Carlos Puerto era el mejor libro que me había leído en toda mi vida y siempre iba a tener a mis amigos Rosa y Festo y jamás olvidaría cuando fui al interior de mi libro favorito.

Ojalá disfrutéis de la lectura al igual que yo y os dejo porque tengo que regresar con Rosa y Festo a por mi libro porque el de la biblioteca lo tiene Sandra.

 

En un lugar de Atocha

Autora: Leyla Sánchez Guzmán
Curso: 1º ESO-A
IES Fuente Lucena, Alhaurín el Grande (Málaga)

¡¡¡SOCORRO AYUDA!!!

Esto es lo que oí en aquel momento. Yo iba esa mañana a Barcelona, el lugar donde yo vivo. Yo, Santiago García-Clairac, estaba en la parada del AVE. Estaba ilusionado por escribir un libro, porque escribir es lo más satisfactorio que una persona puede hacer. Iba a Barcelona, dándole vueltas a mi futuro libro, estaba inquieto y pensativo. No llegaba mi tren y me puse a escribir, lo que hice aquella mañana no era algo diferente a lo que hacía cada día, pero algo no me deja estar tranquilo.

Empiezo a escribir y observo la mirada de un niño, intento concentrarme en mi nuevo libro. Miro a mi alrededor, mi tren debía venir de Alcalá de Henares, pero se retrasaba. Pasó un rato y vi aquel tren que venía y guardé mi papel. Oí un gran estallido, después otros dos más. Yo no podía creer lo que estaba viendo y estaba bastante impactado y confuso con lo que había ocurrido. Un guarda de seguridad me obligó a salir de allí, y di el paso decisivo, en aquel momento creo que tomé la decisión más importante.

Aquello fue una explosión. No puedo parar de escuchar gritos de ayuda y socorro y me centro en un niño bastante preocupado por su amigo y a la vez gritando por su madre. Fui hacia él, e intenté tranquilizarlo y hablarle, entre lágrimas de dolor le dije: «Todo va a salir bien». Veo la cara del chico, se llamaba Quique, los dos nos dirigimos a su amigo, yo lo llevo a un lugar seguro, donde ya había personas que nos ayudaban. Se lo llevaron al hospital y Quique sigue gritando por su madre, con la mano dirigida al fuego. Lo coge una agradable señora de ambulancia y lo llevaron a curarle su mano, yo espero allí hasta que desalojaron la zona, me fui al polideportivo donde se encontraban los pasajeros de la tragedia y allí encontré a Quique con la señora de la ambulancia, y ella es la que le dice las dos desagradables noticias: tu madre y tu amigo han fallecido. Llegó su padre, su única esperanza y allí quedó un amigo para toda la vida.

Aquella tarde pensé: Lo ocurrido esta mañana va a ser algo que nunca se va a olvidar y nunca nos vamos a olvidar del 11 de marzo de 2004. Yo ya sabía de qué iba a tratar mi libro y a quién iría dedicado. Fui a Barcelona, mi hogar.

Después de esta experiencia he querido ponerme en el lugar de Quique y contar esta historia a través  de sus ojos.

Recomiendo este libro porque en este día hubo mucha gente que sufrió y quería decirle a personas que pasaron por esta situación que: en este mundo existe la solidaridad y que esas personas se merecen el mayor respeto y el abrazo más fuerte del mundo.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram