Los juegos del hambre

Autora: Diana Rusnak
Curso: 1ºESO
IES Guadaiza, San Pedro de Alcántara (Málaga)

Panem, doce distritos, y un castigo por un antiguo levantamiento ¿Que pasaría si le sumamos una joven que no quiere ser un simple peón más? La respuesta es muy sencilla, una rebelión.

Libertad; “Estado o condición de quien no es esclavo”; “Facilidad, soltura, disposición natural para hacer algo con destreza”. Doce. Esta palabra tiene doce acepciones. Os voy a dar otra que no está en el diccionario: “La libertad es lo que no tiene Panem, es de lo que carecen los distritos y por lo que vale la pena luchar». Antes de leer esta trilogía pensaba que no tenía libertad. No tener libertad no significa que no te dejen salir de noche o quedar todo el día. No disponer de libertad significa ser un tributo; significa saber que la gente se divierte apostando tu vida. No tener libertad significa vivir en alguno de los distritos.

Pero el libro no solo enseña que la libertad es valiosa. Suzanne Collins (la autora) quiere transmitir que todos tenemos miedo, pero no hay que dejar que ese sentimiento te domine, porque; se convierte en pánico y, él te lleva a la muerte; el miedo sin embargo, te lleva a buscar una solución; a vivir.

Estos libros enseñan que el no tener libertad no te corta las alas, si no te las guarda para poder desplegar las en el momento adecuado. Justo como lo hizo Katniss Everdeen; desplegó las alas para ser un hermoso sinsajo; para ser la revolución.

Esta trilogia se ha ganado un hueco en mi corazón y, si le das un pequeño espacio en tu corazón entenderás porque es mi libro favorito.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram