El valle de los lobos

Autora: Elena López
Curso: 1º ESO-D
IES Jabalcuz, Jaén

Dana era una granjera aparentemente normal, que vivía con su familia en una granja. Era una chica de piel pálida, grandes ojos azules y pelo negro como el carbón, aunque ella no era del todo normal. Hasta la edad de 6 años no tenía amigos hasta que un día apareció Kai, un chico de ojos verdes y pelo rubio. Dana lo veía como un chico normal, pero en realidad no lo era. Un día mientras que cogían agua del pozo y hablaban, se encontraron con un hombre con aspecto de mago. Dana inmediatamente se calló, ya que si el hombre la veía hablar sola pensaría que estaba loca. Este se alejó hacia el pueblo y ellos regresaron a casa.

Unas horas más tarde, Dana y Kai se encontraron un señor con pelo canoso y rostro envejecido al que ya habían visto antes. Se trataba del mago con el que habían coincidido. Este estaba hablando con sus padres, ya que quería que Dana fuese a estudiar a la escuela de brujería del Valle de los Lobos; sus padres aceptaron y ella puso rumbo hacia el que sería su nuevo hogar. Allí conoció a Fenris, un elfo que estudiaba el 4º grado y a Maritta, la cocinera. El director de la escuela era el Maestro, el señor del pelo encanecido. La primera noche de Dana en la escuela no fue de lo más deseada, los aullidos de los lobos resonaban en la habitación; pero era un poco más agradable con Kai. El maestro le prohibió salir fuera del recinto por la noche, ya que los lobos eran muy peligrosos. Fueron pasando los años y Dana descubrió que Kai era un espíritu y que ella era una Kin-Shannay. Un día mientras subía por la escalera, se encontró con una imagen borrosa de una señora con una túnica dorada que le dijo que buscara el cuerno del unicornio (que tenía un gran poder) por la noche de plenilunio de cada mes. Aludiendo a la prohibición de su maestro decidió ir a buscar el cuerno.

Estuvo andando hasta que se encontró con el unicornio, pero justamente en ese instante los feroces lobos empezaron a rodearla. Ella empezó a atacarlos pero los lobos eran inmunes a los ataques. En un instante apareció Fenris, que la salvó, a partir de ahí se desmayó y comenzó a ver imágenes borrosas y a no recordar nada. Al año, mientras dormía, recordó que fue Fenris quien la salvó y que él era un elfo-lobo que controlaba a los carnívoros del valle.También descubrió que la señora de la túnica se trataba de Aonia, una antigua directora de la torre, que fue asesinada por su hijo adoptivo, el actual maestro. Al poco tiempo convence a Fenris para que la acompañe a buscar al unicornio. En su búsqueda lo encuentran en una especie de casa, en la que se encuentra el cuerno.

A partir de ese instante Dana se da cuenta de que el maestro la ha estado utilizando para encontrar el cuerno y conseguir sus poderes. Para conseguirlo necesitaba matar a alguien, así que decidió asesinar a Maritta, y, para que nadie lo pudiese parar encerró a Fenris, Kai y Dana en un agujero infinito. Pero Dana consiguió traer a Aonia al mundo de los vivos. Esta se introdujo en el cuerpo de Maritta y luchó contra el Maestro, pero este consiguió escapar y a su vez raptar a Fenris. Dana, Aonia, Maritta y Kai llegaron a la torre y decidieron que Dana y Aonia se camuflaran bajo una capa de invisibilidad para que el Maestro no las encontrara. Pero el Maestro logró capturar a Kai y le concedió un trato: si quería que Kai fuese libre tendría que concederle toda su magia al maestro, para eso tenía que pasar la prueba del fuego; lo consiguió y se convirtió en maga. Al poco antes de terminar el trato entre el Maestro y Dana, Aonia capturó a Dana dentro del mundo de los muertos, para que el trato no se produjera. Como Dana era una Kin-Shannay podía estar entre el mundo de los vivos y de los muertos. Al poco de regresar al mundo de los vivos luchó junto a Fenris y Maritta contra el Maestro. Fue una dura batalla en la que ambos estaban igualados, hasta que Maritta aprovechó un momento de despiste del Maestro para clavarle un puñal en la espalda. Los alumnos habían vencido al Maestro, pero desgraciadamente se cumpliría la profecía, cualquier alumno que desobedezca a su Maestro/a recibirá la maldición de este.

Casualmente mi prima me regaló este libro por mi cumpleaños. Si no hubiera sido por ella, seguramente nunca me hubiera fijado en este. En mi primer intentó no llegué a más de las primeras páginas; pero cuando lo intenté por segunda vez algo del libro me contagió a que siguiera leyendo. Me ha gustado mucho, ya que he pasado de apenas fijarme en él, a llegar hasta el punto de no poder parar de leerlo, además me he dado cuenta que en cualquier momento puedes o no confiar en alguien al que crees que conoces Recomiendo a todos los niños a que se lean la trilogía, ya que lo veo como una manera muy interesante de que a quien no le gusta leer empiece a hacerlo. Tras esto me enganché a la saga y me leí los tres libros siguientes.

 

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

Autora: Lidia Martínez Gámez
Curso: 1ºESO-B
IES Jabalcuz, Jaén

Este libro, del cual quiero hablar trata de Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes. Ha sido escrito por las famosas autoras Elena Favilli y Francesca Cavallo (de Italia), y desde que comenzaron a publicar libros, han conseguido éxitos internacionales. Sus dibujos están ilustrados por sesenta artistas de todo el mundo.  Este libro pertenece al género literario narrativo. Es de la editorial Destino. Ha sido traducido a distintas lenguas para ofrecer su conocimiento a tantas personas como sea posible. Tiene 224 páginas y además, al final de cada historia hay una página para que relates tu propia historia y dibujes tu retrato. La edad recomendada es desde los siete años en adelante. Después de vender tantas ediciones de Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes y de tener tantos seguidores, han decidido escribir una segunda parte de este libro, con lo cual también existe Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2, que también es muy interesante.

El hecho que me llevó a leerme este libro fue porque me lo habían recomendado algunas personas y también porque cuando me interesé en él, empecé a buscar información y la  verdad que me gustó mucho y me sorprendió. Escuché que había sido leído por miles y miles de personas de todo el mundo y que animaba a las niñas a conseguir sus sueños, así que me llamó bastante la atención.

Este libro está formado por varias historias que relatan las extraordinarias vidas de cien mujeres artistas y valientes de todo el mundo, cada suceso en una página. Por ejemplo: piratas, políticas, matemáticas, científicas, astronautas, bailarinas, levantadoras de pesas, etc.  Una de las historias que hay es la de Rita Levi – Montalcini (científica). Su historia es así: Cuando la niñera de Rita murió de cáncer, ella decidió que quería ser médico. Le encantaban las neuronas, las células del cerebro. Así que, después de graduarse, Rita trabajó con el profesor Giuseppe Levi y un grupo de científicos. Pero cuando estaban haciendo una investigación muy importante, un cruel dictador puso una ley, la cual decía que se prohibía a los judíos trabajar en la universidad. Rita huyó a Bélgica con su profesor que también era judío. Pero cuando los nazis ocuparon Bélgica, Rita tuvo que escapar de nuevo, así que fue a Italia. Para ella era muy difícil ser científica y no poder ir a ningún laboratorio, y además huyendo todo el rato. Pero Rita no se rendía, convirtió su cuarto en un pequeño laboratorio, cogía las agujas y las convertía en instrumentos quirúrgicos. Mientras, en su dormitorio, diseccionaba los pollos y con un microscopio investigaba sus células. Bombardearon la ciudad donde vivía Rita dos veces, por lo que tuvo que escapar una y otra vez. A pesar de estar huyendo continuamente, y sin importar donde estuviera, Rita seguía trabajando. Por su trabajo que dedicó en la neurobiología, obtuvo el Premio Nobel de Medicina, así que fue la tercera persona de su escuela de medicina en recibir ese premio.

Así acaba una de las historias de este libro. Esta narración intenta transmitir a las personas que todas las mujeres podemos conseguir nuestros sueños y alcanzar todos los retos que nos propongamos por muy difíciles que sean.

Para mí ha sido un libro muy bonito y me ha encantado leer sus diversas historias. He aprendido que el esfuerzo y la constancia pueden conseguir retos importantes. Porque no importa el momento, el lugar, la hora ni mucho menos el sexo para conseguir ser lo que cada uno quiera.  Lo recomendaría a todas las personas del mundo, en especial a las mujeres, para que se animen a leerlo y a pensar en su moraleja. Cuando lo analizas bien, te das cuenta que muchas personas no pueden tener las mismas ventajas que otras y que, sin embargo, han conseguido alcanzar sus sueños perfectamente.  Este libro deja claro que las mujeres podemos tener la profesión que queramos y que somos capaces de conseguir todas nuestras metas.

Me ha llamado mucho la atención algunas historias de las vidas de estas mujeres, que sin duda son un ejemplo a seguir. También me ha gustado mucho el vocabulario que emplea ya que es un lenguaje sencillo, fácil de comprender y divertido.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram