Una llama entre cenizas

Autora: Claudia Arroyo Marcos
Curso: 2º ESO
IES Joaquín Lobato, Torre del Mar (Málaga)

“Esta vida no es siempre como pensamos. Eres una llama entre cenizas. Prenderás y arderás, arrasarás y destruirás. No puedes cambiarlo. No puedes evitarlo”. En cuanto leí estas palabras, supe que el libro me llegaría a lo más hondo. Desde luego, nunca imaginé que lo llegaría a catalogar como “mi favorito”, ya que soy bastante cuidadosa a la hora de marcar con una etiqueta los libros que leo. Sin duda, su autora ha sabido narrar a la perfección la historia de dos personajes totalmente distintos: Laia, una académica a la que obligan a ser esclava; y Elías, un descendiente de la mujer más temida de todo Risco Negro: la comandante.

A pesar de estar contado en primera persona, describe con todo detalle los sentimientos y la acción. Todo ello ordenado cuidadosamente hasta conseguir una elegante armonía que hace que te sumerjas en la historia, de tal manera que no puedes parar de leerlo.

Así, redada tras redada, Laia debe escapar de Risco Negro gracias a dos valiosas amistades que la conducirán hacia gente que sabe cómo entrar en la prisión de Kauf. Allí, los marciales han encerrado a su hermano por conocer los secretos del acero con el que cualquiera podría derrotar a los máscaras, y todo el mundo sabe que los métodos que tienen en ese lugar para hacer hablar a la gente en los interrogatorios, son de lo más sádicos y salvajes.

Por otra parta, Elías está harto de matar, y el hecho de ser hijo de una mujer que parece más un ser sin alma que una humana no lo enorgullece, por lo que renuncia a ganar las pruebas por las que debía convertirse en emperador (solo por conveniencia de su familia) y ayudar así a Laia. Esto significa que debe abandonar a todos sus amigos a su suerte, incluida Helene, por la que siente una especial debilidad y que tendrá que someterse a la voluntad del nuevo emperador, Marcus, un monstruo asesino capaz de hacer lo que sea necesario para conseguir tener más poder que nadie.

Todo esto se desarrolla de tal manera que te adentras en su historia y pasas a ser parte de ellos, y la acción y la tensión que acompañan a los hechos hacen que se te ponga la piel de gallina.

Estoy segura de que la segunda parte será aún mejor, pero no conseguirá superar la manera en la que esta obra ha conseguido marcarme, teniéndome en vela hasta altas horas de la madrugada y transmitiéndome sentimientos que nunca pensé que un libro conseguiría transmitirme.

Por lo tanto, se lo recomendaría a cualquiera que quisiera escapar de su rutina diaria y jugar a ser otra persona, aunque solo sea por unos minutos, en los que desconectará de sus problemas para sumergirse en un mundo totalmente diferente, lleno de acción, épica y un ligero romanticismo.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram