Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Autora: Sarah García Mendieta
Curso: 1º ESO
IES San Roque, Dos Torres (Córdoba)

La felicidad se puede hallar hasta en los más oscuros momentos, si somos capaces de usar bien la luz», esta es una de las muchas frases que puedes encontrar en mi libro favorito: Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

Me gustan todos los libros de la saga de Harry Potter, de hecho mi escritora favorita es J.K. Rowling, no solo porque sus libros nos llevan a un mundo de fantasía y magia, sino porque en todos ellos se da un gran valor a la amistad, y te das cuenta que la lealtad y la amistad tienen un poder incalculable. Pero me identifico con este en particular ya que en él, Harry acaba de cumplir 13 años que son los que tendré yo en julio. Además Harry Potter y el prisionero de Azkaban fue el primer libro que me leí de esta saga, hace 2 años, y creo por eso es tan especial para mí.

El titulo de este libro se debe a que Harry se enfrentará al asesino de sus padres, Sirius Black, un mago que ha escapado de la prisión de mayor seguridad llamada Azkaban, y está dispuesto a terminar su trabajo, es decir matar a Harry. Sin embargo no es el mayor peligro al que Harry se enfrentará, la parte más peligrosa de la historia y que a la vez es la que más me ha gustado, es cuando Harry está a punto de morir al luchar con los dementores. Los dementores son como unos fantasmas capaces de robar la felicidad de los magos y eliminar todo recuerdo hermoso de quien los mire, ¡no me imagino cómo podría sobrevivir al perder mis recuerdos más bonitos para siempre!

Los recuerdos malos de Harry son los que atraen a los dementores para atacarlo, sin embargo en el colegio, un profesor de las artes oscuras llamado Lupin, enseña a Harry la manera de combatirlos, describe así a los dementores:

Infestan los lugares más oscuros y más sucios. Disfrutan con la desesperación y la destrucción ajenas, se llevan la paz, la esperanza y la alegría de cuanto los rodea… Si alguien se acerca mucho a un Dementor, este le quitará hasta el último sentimiento positivo y hasta el último recuerdo dichoso.

Una parte muy divertida del libro es cuando Harry antes de ir a Hogwarts, convierte a su tía Marge en una especie de globo humano, no es que sea correcto el hacerlo pero Harry está muy enfadado por la manera en que su tía lo trata, y nos enseña que debemos también defendernos de los mayores si ellos no tienen la razón.

Como en otros libros de la saga, Harry supera todos los obstáculos, ayudado por la amistad de Ron o Hermione y a la valentía que forma parte de su carácter, pero El Prisionero de Azkaban es un libro diferente al resto, no puedo decir exactamente el porqué, pero es el mejor libro que uno puede leer, incluso el final del libro es mágico, no contaré cómo termina porque debéis leerlo, os lo recomiendo. Os dejo una frase de Sirius Black que es otra de mis favoritas: «Todos tenemos luz y oscuridad dentro de nosotros. Lo que importa es la parte que elegimos para actuar. Eso es lo que realmente somos”.