3333

Autor: Adrián Moro Sillero
Curso: 2º ESO C
IES Valle Inclán, Sevilla

He elegido 3333 como mi libro favorito. Al principio no me llamaba mucho la atención y no me interesaba nada leerlo, pero como me lo compré para leerlo en clase, tuve que empezar a leer y, nada más comenzar a leer, me sumergí en el libro y lo viví todo como si yo fuera el protagonista.

Como al principio el protagonista estaba en su época, seguía sin atraerme mucho, pero cuando cambió la época, me sumergí en la historia. Lo que más me llamó la atención fue la empatía de la niña con el protagonista: sin conocerlo de nada le dio todo. Tampoco quiero hablar mucho de esto, porque si no me enrollo y hago un resumen del libro, y prefiero decir poco para que los lectores puedan leer el libro desde el principio hasta el fin.

Volviendo al tema, yo no sería capaz de darle todo a una persona que no conozco, pero al leer el libro me di cuenta de que me equivocaba y que había que darle una oportunidad a las demás personas, al menos, conocerlas un poco antes de juzgar; y lo que tengo claro es  que hay que tener empatía con los demás porque no sabes si está sufriendo por algo, y al menos,  por qué no, entablar una conversación, porque igual esa persona a la que no conoces de nada, acaba siendo tu mejor amigo, y lo tienes delante de ti y no te das cuenta.

Para concluir, lo que me ha enseñado este libro no me lo ha enseñado ningún otro, y estoy muy contento de que mi profesora me mandara leerlo. Estoy muy satisfecho del libro y recomiendo leerlo.

 

El chico de las estrellas

Autor: Alberto Ruiz Pérez
Curso: 2º ESO-C
IES Ramón de Valle-Inclán, Sevilla (Sevilla)

Siempre he pensado que los libros más mágicos son aquellos que narran una historia normal y corriente, ya que no hay nada más impredecible e intenso que la vida misma; y los protagonistas con los que más disfrutamos, aquellos que podemos imaginarnos sentados en un banco o tomando café en un bar. Simples, pero a la vez muy cercanos.

Este libro acabó en mis manos de la forma que más te guste llamarla, destino o mera casualidad. Un día de verano, en casa de un amigo, decidimos intercambiar un libro por renovar un poco la biblioteca de nuestra casa, y el título me llamó la atención, así que emprendí la lectura.

El chico de las estrellas, protagonista del libro y autor del mismo, es un ejemplo claro de la magia de la que hablé anteriormente. Antes de leerlo, pensé en un chico increíble, inefable, idílico, pero no tenía nada que ver: El chico de las estrellas era un adolescente, con sus miedos y pasiones, con sus secretos e ilusiones; es decir, una persona que podrías imaginarte “sentada en un banco o tomando café en un bar”. Es admirable la cercanía que acabas teniendo con el protagonista: cómo vives su dolor y alegría; cómo la vida le pone el obstáculo de vivir en una familia desestructurada, en un instituto donde todos los días recibe insultos, pero sonríe al ver a sus verdaderos amigos, donde tiene que aprender que amar es más que como lo pintan; y cómo llega a ser el chico de las estrellas. Me considero un amante de las historias románticas, y no me he sentido más identificado con una historia de amor que con esta.

Es abrumador cómo un libro me ha podido llegar a cambiar de forma tan intensa, cómo pude plasmar mis sentimientos en él, cómo ha encendido las estrellas dentro de mí; esa es la magia de este libro. Todos somos chicos/as de las estrellas, todos aprendemos a base de errores, todos caemos en el amor, todos aprendemos del desamor, todos maduramos y crecemos, y todos tenemos esa magia, esa luz. Solo hay que encontrar el detonante para encenderla; en mi caso, fue este libro.

Los finales que más me gustan no son los felices, pero tampoco los trágicos, sino los finales reales, que te dejan un sabor de boca difícil de describir. Aquellos finales que te hacen pensar y aprender.

Este es Mi Libro Favorito, el libro más mágico que he leído con el protagonista más normal que haya conocido.

 

Cuatro ratones en el salvaje Oeste

Autor: Álvaro Carretero Pérez
Curso: 2º ESO-C
IES Valle Inclán, Sevilla

Ese día de primavera aparentemente normal hasta que tu profesor de quinto de primaria anuncia la lectura trimestral. En ese momento no sabía qué pensar porque los libros del colegio eran todos muy simples, es decir, todos muy llanos, sin un momento de intriga que te meta dentro la historia.

Cansado de los libros del colegio, le pregunté al profesor si podía leer un libro de Jerónimo Stilton que me había recomendado mi hermano, y este accedió. Al comenzar, el libro no me parecía gran cosa, pero mientras la historia avanzaba, esta me enganchaba más y más por cada palabra que decía el autor. Llegó la parte del libro más emocionante, ya sabes, la parte donde se te riza el estómago y se te ponen los pelos de punta: era el momento de la lucha de Jerónimo contra el poderoso y temido toro negro al que ninguno se atrevía a molestar. Después de la batalla de la que salió ganador Jerónimo, lo cual le llevó a recuperar de nuevo lo que había perdido, yo sentía una satisfacción dentro de mi cuerpo que ni si siquiera podía expresar. Aquel momento fue inolvidable, porque, lo que iba a ser un momento desagradable, no apetecible y aburrido, se convirtió en el mejor momento de mi vida como lector, que me marcó hasta estos días, ya que hoy en día he leído este libro muchas veces y la mayoría de libros de Jerónimo.

En conclusión, es increíble lo que puede hacer sentir un libro a un niño, provocar muchísimos sentimientos que nunca fueron encontrados, pero realmente el sentimiento que a mí me provoco dicho libro es el de la satisfacción: esa alegría que surge de dentro y que yo nunca había encontrado jamás con cualquier otro libro, y con este sí lo había conseguido. El libro es mi preferido por esos momentos de alegría, tristeza, intriga, emoción… que pocos libros tienen.

 

La llave de Sarah

Autora: Ana Pérez Biedma
Curso: 2ºESO-D
IES Ramón del Valle Inclán, Sevilla

Hace una semana más o menos, mi profesora de Lengua nos pidió que redactáramos un documento hablando sobre nuestro libro favorito. Sin dudarlo, enseguida se me vino a la mente La llave de Sarah.

No sé exactamente si es mi libro favorito porque, en los catorce años de mi vida, he leído bastantes y de la mayoría no me acuerdo (no por nada, sino porque me metía tanto en la historia que me los acababa muy rápido). Pero un día de verano, aburridísima en mi pueblo, decidí buscar algún libro.

Esta tarea se volvió más complicada de lo que pensaba cuando al subir al desván me encontré con más de cien libros antiguos de mi padre. Cuando estaba a punto de darme por vencida, porque todos eran libros de historia (los cuales no me atraían nada), cayó en mis manos un libro. Un libro que leí por desesperación pero que me hizo sentir tanto, que leí tan lentamente, releyendo páginas, copiando frases que me marcaban, limpiando alguna que otra lágrima que dejé caer cuando nadie miraba…

Sé perfectamente que no es un libro juvenil, que no es un libro cuya portada atraiga a la gente de mi edad, y mucho menos, su historia:

“Michel.
Han pasado los años y aún guardo la llave.
La llave de nuestro escondite secreto.
Ya ves, la he conservado, acariciándola día tras día, recordándote.
La guardo conmigo desde el 16 de julio de 1942.
Aquí nadie sabe nada de la llave ni de ti.
Ni del armario.
Ni de nuestros padres.
Ni del campo.
Ni del verano de 1942.
Ni de quién soy en realidad.”

(Este fragmento lo leí tantas veces, que, sin darme cuenta, me lo aprendí).

Directamente me encanta este libro.

Me encanta cómo está escrito.

Me encantan los puntos de la sociedad actual que roza, casi sin tocarlos, pero que están ahí (el racismo, el machismo, el aborto…).

Me encanta porque me hizo madurar, porque hizo que abriera los ojos. Me hizo darme cuenta de los prejuicios, y de lo letales que son, ahora y en 1942; ahora y siempre. Me cambió la forma de ver a las personas con apenas 12 años, y por lo tanto, me cambió la vida. Esa vida que todavía estaba empezando, pero que, gracias a este libro, empezó de la mejor manera posible.

Está bien saber cómo de crueles pueden ser las personas, tanto como saber cómo de buenas lo son. Está bien leer libros que te hagan reír tanto como los que te hacen llorar.

Es difícil expresar lo que un libro te hace sentir, y yo lo he intentado lo mejor posible.

Y por esto es mi libro favorito, porque me hizo reflexionar tanto como mi mente me dejó, tanto como yo lo necesitaba.

Este libro entró en mí de un flechazo para quedarse dentro, para siempre. Para enseñarme cosas tanto amargas como dulces, para darle un vuelco a mi vida.

 

Asesinato en el Orient Exprés

Autora: Ángela Moreno Gómez
Curso: 2ºESO-D.
IES Ramón del Valle Inclán, Sevilla

La vida pende de un fino hilo. A veces, tú mismo eres el causante de que ya no estés sujeto a nada; a veces, te cortan ese hilo de vida.

Nunca sabes en qué momento va a suceder,  pero tienes ese temor de que llegue desprevenidamente. Nunca estás preparado para afrontar  la muerte de ti mismo o  la de un ser querido. En este caso es la de tu ser más querido. Cuando te enteras de la noticia, te derrumbas, no sabes cómo consolarte.

A veces, las personas  piensan que matar a la persona que le arrebató la vida al significante de la suya, es la solución; pero, en verdad, no. Intentas ayudar lo más posible a la policía para encontrar al asesino: cuando tienen sospechosos, te acercas a ellos como si en verdad fueras su amigo; pero, en verdad, no. Pareces esa persona dulce que quiere preocuparse por su vida, pero, en verdad, estás lleno de odio y rencor. Supuestamente, este odio acaba cuando has acabado con la vida del asesino, pero, en verdad, cuando ya has acabado con la vida de esa persona ¿qué sientes? Nada, esa es la respuesta: has acabado con la vida del asesino, pero, en verdad, has roto otra familia, has desencadenado otro odio fortuito.

Y cuando intentas ver qué sientes, no sientes nada porque te has convertido en una persona fría, obsesiva y egoísta. No eres la persona que tu ser fallecido querría que fueras. Porque cuando él se fue, se quedó con una imagen de ti; pero, ahora, le daría vergüenza verte en la persona en que te has convertido.

 

Harry Potter y el legado maldito

Autora: Celia Alcántara Cabeza
Curso: 2º ESO-C
IES Ramón del Valle Inclán, Sevilla

Es increíble cómo un libro me ha podido cambiar tanto mi forma de pensar.

J.K. Rowling ha escrito siete libros y una obra de teatro sobre el mundo mágico en el que se ve envuelto un niño llamado Harry Potter. Es su última obra la que me ha hecho sentir muchas emociones e incluso llorar. Bueno, llorar he llorado con muchos libros, pero como con este, ninguno.

Cómo el amor de un padre por su hijo ha conseguido tanto y cómo le ha llegado a tantas personas. Cómo las bellas letras de la autora nos han hecho a los «Potterheads», como nos hacemos llamar, emocionarnos tanto.

Siempre he soñado con ir a ese increíble mundo de magia y fantasía, no ir a los platós en Londres, como yo he hecho (aunque ha sido increíble), sino tal y como me lo imagino cuando lo leo.

Es una obra que trata de unos valores muy importantes para mí: el amor y la amistad. Me fascinó cómo los hijos de dos enemigos de la infancia llegaron a ser mejores amigos, desobedeciendo las órdenes de sus padres, y cómo se unieron para salvar a una persona importante para ellos. Me emocionó cómo un niño supera la muerte de su madre con la ayuda de su amigo, lo que nos demuestra que todo se puede lograr con una buena persona a tu lado que te quiera.

Nunca pensé que esas bellísimas palabras invadieran mi mente por completo tan rápido, como si mi mente y mi alma se metieran en otro mundo, un mundo del que no quisieran irme jamás, y que me sintiera tan bien conmigo misma solo por meterme en ese libro tan maravillo y mágico.

No podía parar de leer, siempre me quedaba con ganas de más, de más sentimiento, de más magia, de más hechicería, de más amor, de más amistad…

No podia parar de pensar como este libro agarró tan fuerte mi mente que no lo podía soltar.

Yo me identifico con Albus Seberus Potter, el hijo de Harry Potter y Ginny Weasley: siempre aventurero, siempre con ganas de más emoción, siempre queriendo demostrar lo que era capaz de hacer; todo encaja conmigo perfectamente. Otras cosas en común que tenemos ambos es el meternos en líos sin saber cómo, pensando que es el rarito y que, al final, es quien hace algo de verdad. No por sus raíces, sino por quien es en realidad: un chico fuerte, amable, no siendo muy amistoso con algunas personas, aunque en el fondo lo intenta, y siendo mas valiente y dejando totalmente atrás el miedo a fracasar como héroe al igual que su padre (el chico que sobrevivió) y pase a ser olvidado siendo la desgracia de su familia.

Este libro marca el final de la saga de Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley, los salvadores de Hogwarts y de todos los demás personajes y aventuras. Sé que J.K.Rowling no dejará atrás a Harry Potter y su mundo, sé que volverán y será fantástico.

Y ahora, después de expresar todos mis sentimientos hacia este gran libro, una de las frases mas conocidas por los fans de esta autora:

It´s important to remenber
that we all have magic inside us

(Es importante recordar
que todos nosotros tenemos magia en nuestro interior)

 

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

Autora: Clara Cortés Castillejo
Curso: 2º ESO C
IES Ramón del Valle-Inclán, Sevilla

Han sido muchísimos los libros que me he leído gracias a gente que me ha dicho que los libros te transportan a sitios nuevos y fantasiosos; pero uno de los libros que más me ha llenado y que más me ha hecho viajar ha sido el de Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea.

Me han dicho montones de veces que hay libros que sin querer te sientes uno de los personajes de la historia, y eso justamente me ha pasado a mí con este libro, porque no sé de qué manera ni por qué razón, cuando estaba leyendo el libro me he dado cuenta de que de mis ojos han caído lágrimas, lágrimas que después me he puesto a pensar y me he dado cuenta de que es un libro que me ha llegado, que me ha llenado de emoción. Porque lo que le pasa a la familia pasa en la vida real montones de veces, y yo soy muy afortunada porque eso nunca me ha llegado a pasar, pero sé que si me pasa, voy a intentar afrontarlo de la mejor manera posible y de la mejor forma.

El libro me ha enseñado que hay familias que están pasando por lo mismo que ha pasado la familia del libro, porque se rompen las parejas y siempre hay  quien se vuelve un toxicómano y se olvida de esos hijos, ya que lo único que le importa es el alcohol, porque es como si sintiera que el licor le pudiera hacer olvidar todo, pero no es así.

Este libro me ha hecho reflexionar muchísimo sobre por qué hay cosas que, sin darnos cuenta, nos destrozan la vida, y siempre acudimos a otras que nos dañan más que el dolor que sentimos.

 

Harry Potter

Autora: Elena Villalobos Roldán
Curso: 2º ESO-D
IES Valle Inclán, Sevilla

Me han preguntado que por qué la saga de Harry Potter son mis libros favoritos y te diré por qué: Magia.

Todos necesitamos algo de magia en nuestra vida, ya sea porque el mundo exterior es demasiado aburrido o simplemente para escapar de la realidad. Puedes llegar a sentirte mágico de muchas maneras: escuchando música, bailando, leyendo un buen libro… Son sensaciones diferentes pero todas te hacen sentir especial, te hacen sentir único e inigualable. Esto es en parte el mensaje que nos quiere transmitir JK Rowling al dejarnos estas maravillosas palabras de la mano de Harry Potter, que ser diferente no significa no ser increíble.

Cómo letras escritas en un papel pueden transformar tu visión de las cosas, ser capaz de ver el lado bueno y aferrarte a eso, aunque el resto de cosas vayan mal. Para mí, estos libros fueron un salvavidas y sé que para muchos también. Cuando creía que todo estaba mal y que el mundo estaba en mi contra, decidí ser parte de otro mundo, parte de ese universo escrito por JK Rowling.

Cuando vi estos libros en la estantería de mi casa no pude resistirme a echar un vistazo, y qué quieres que diga, que me pareció la cosa más aburrida del mundo. Si no hubiese sido por la insistencia de una hermana mayor, la cual deseaba compartir sus gustos con alguien de su familia, jamás habría descubierto lo tan mágico que puede llegar a ser todo. Unos libros tan cargados de inspiración, que ya puedes leerlos tanto como quieras que jamás van a dejar de sorprenderte.

Unos libros que pueden llegar a parecerte infantiles pero que abordan temas como la lucha con uno mismo, la discriminación, las desigualdades sociales, el bullying, el maltrato y muchos más problemas que están presentes en nuestro día a día.

No solo son libros escritos con la mayor exquisitez de vocabulario, ni con un contexto impresionante que te atrapa, son libros de los buenos, de los que te cambian la vida, de los que esconden un universo dentro de una cubierta de cartón y miles de mensajes escondidos detrás de las páginas. Por esto son mis libros favoritos, por añadirle magia a mi vida.

 

Solo un deseo

Autora: Marta García Lebrón
Curso: 2º ESO-D
IES Ramón del Valle Inclán, Sevilla

Hay que admitir que escoger uno de mis cinco o seis libros preferidos no ha sido una buena idea. Tenía muchas ideas en la cabeza que no me dejaban aclarar mis dudas, por lo que, al final, he acabado escogiendo uno lo bastante sencillo y poco popular, pero a su vez uno de los mejores libros de la historia para mí.

Es increíble cómo unas hojas manchadas pueden hacerte transmitir algo tan grande e inexplicable con “la magia del valle”, y demostrarte tanto sobre uno de los valores más importantes en esta sociedad de la vida: La amistad.

El libro trata de un niño, una niña y un valle mágico que los une. El protagonista, llamado Peter, un niño de 12 años que lo único que quiere es estar solo, ya que mantuvo un pasado algo difícil según sus padres (por esos sus padres deciden mudarse cerca del valle mágico a 60 kilómetros de una red wifi); pero lo que verdaderamente es complicado para él es el presente, en su casa, junto a su familia, ya que él cuenta que no lo escuchan desde hacía ya un tiempo.

Peter descubre el valle y acaba conociendo a Annie, la chica de los deseos. Annie se llama a sí misma de esta manera porque tiene cáncer y su madre hace lo imposible por hacer su vida feliz.

Al final, la historia acaba con un gesto de voluntad muy bonito, ¡pero no te puedo hacer spoiler!

Deberás leerte el libro para saber el final, pero tranquilo, te aseguro que en cuanto leas un capítulo, se te va a pasar volando.

Debo dar gracias a la autora por hacer arte en unas páginas, dando a entender enfermedades, violencia, amistad y esas ganas de más por leer el libro.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram