Geronimo Stilton en el reino de la fantasía

Autor: Elías López Lozano
Curso: 1º ESO-B
IES Villa de Vícar, Vícar (Almería)

Los personajes más importantes de este libro son:

Geronimo Stilton: dirige El eco del roedor, el diario más famoso de la isla de los ratones. A menudo viaja en busca de nuevas ideas para nuevos libros pero esta vez ¡efectúa un viaje fantástico al reino de la fantasía!

Plumilla verdoso: guía oficial de Gerónimo en el reino de la fantasía. Sueña con escribir un libro de éxito.

Flor de alga: tortuga sabia y generosa, es la guía del reino de las sirenas.

Princesa Fosforita: sobrina del rey Tizón,es la guía del reino de los dragones.

Tric: guía en el reino de los duendes. Su pelo es azul y lleva un sombrero junto a su violín

Boletus: es el sabio rey de los gnomos y también el guía de Gerónimo en el reino de los gnomos. Experto en hierbas medicinales y amante de la lectura.

Setina: reina de los gnomos y guía en este reino junto a su marido. Excelente cocinera.

Gigante: mide 20,35 metros y es uno de los gigantes más grandes e inteligentes del reino de los gigantes.

Lucila: es una luciérnaga pequeña pero valiente, la guía de Gerónimo en el reino de las hadas.

Geronimo Stilton es un ratón de la isla de los ratones que dirige el periódico más importante y famoso de la isla de los ratones, El eco del roedor. Un día cualquiera de verano Gerónimo fue al desván a coger un libro, pero cuando fue a cogerlo se tropezó y se cayó cuando estaba en el suelo quejándose del dolor pudo ver con el rabillo del ojo una caja con toda clase de gemas como diamantes, oro, amatistas, perlas, rubíes, zafiros etc…

De repente, el dolor se desvaneció y sintió una gran curiosidad por saber lo que tenía la caja se acercó lentamente y cuando cogió la caja sintió un fuerte escalofrío. Cuando Gerónimo abrió la caja salió un gran destello de luz que hizo que Gerónimo se cayera al suelo dejándolo inconsciente.

Cuando Gerónimo abrió los ojos en la oscuridad se  dio cuenta de que había una escalera de oro, fue caminando hacia esas escaleras y cuando llego al final se encontró a un sapo llamado Plumilla que será su acompañante durante toda su aventura. Visitaron varios reinos.

El primer reino fue el reino de la brujas donde se encontraron con brujas, basiliscos, cementerios y un castillo hecho de cráneos que sortearon y venciendo a todos ellos gracias a su ingenio y valentía.

Su próxima aventura les condujo al reino de las sirenas,donde vencieron a todo tipo de monstruos marinos y se hicieron amigos de las sirenas.

A continuación, se dirigieron al  reino de los dragones, donde consiguieron salir ilesos de charcos de lava y dragones.

Después de escapar del reino de los dragones huyeron por un portal que les condujo al reino de los duendes donde se hicieron amigos del duende Tríc, guía del reino de los duendes y, descubrieron la fruta frambuesa. Después cogieron el portal al reino de los gnomos, donde su visita fue bastante breve, allí lo único que hicieron fue ir a una sala secreta donde les dieron una pócima  que si se tomaban se convertirían en gigantes, ya que los gnomos tienen amplios conocimientos mágicos.

Una vez cruzado el portal hacia el reino de los gigantes atravesaron el paseo de los antiguos reyes donde se quedaron inconscientes del frío ya que en el portal se les cayó la pócima. Una vez recobrada la conciencia se encontraban en el castillo de los gigantes y de inmediato cruzaron el portal hacia el reino de las hadas y salvaron a la reina.

Es una buena historia/libro, si estás comenzando con la lectura no es repetitivo y es muy llevadero. Lo que más me gusta es el carisma e ingenio de algunos personajes. Lo recomiendo para niños de entre diez y trece años. Es ingenioso y divertido.

 

Un monstruo viene a verme

Autora: Laura Rodríguez Blanque
Curso: 1ºESO-B
IES Villa de Vícar, Vícar (Almería)

Un monstruo viene a verme es mi libro favorito porque a mí me encantan los libros y las novelas de ciencia ficción y también los de fantasía.

Nosotros tenemos siempre la idea de que un monstruo tiene que ser siempre malévolo, malvado, malo y feo. Esta historia nos muestra que un monstruo también puede ser bueno y ayudar a la gente cuando lo necesita. Aquí es cuando se demuestra que no siempre todo lo que pensamos es siempre así.

La novela cuenta la historia de un niño que tiene doce años, llamado Conor O’Malley, este niño sufre acoso escolar en su instituto y su madre sufre cáncer de mama.

Cuando el monstruo apareció a las 00:07 en el patio de la casa de Conor y su madre en el Reino Unido, él estaba dibujando y yo estaba aterrorizada, no sabía cómo iba a ser el monstruo. Pero cuando se descubrió que solo le quería contar tres historias me moría de la risa, no podía aguantarme, y como el libro me lo regalaron en mi fiesta de cumpleaños empecé a leérmelo allí mismo y la gente me miraba raro, claro, ¡como me estaba riendo como una loca! A lo que iba, que no me esperaba para nada que fuera así.

Un día llegó su abuela, Conor odia a su abuela, pero en la historia no se menciona muy bien porqué, hay rumores de que es porque la quiere separar de su madre. Su abuela no cree que sea normal que un niño se su edad lo hiciera todo en su casa y quería llevárselo a los Estados Unidos de América, llevándolo con su padre, al que solamente veía una vez al mes, y separándolo de su madre, a la que él fielmente ayudaba sin pensárselo dos veces: le hace el desayuno, saca la basura, lava los platos, hacía su tarea de clase él solo, entre otras cosas más.

Cuando ya estaba terminando de contarle la tercera historia dijo que Conor le tenía que contar la pesadilla que últimamente estaba teniendo tanto. Estaba súper nerviosa porque no sabía que le iba a contar ni lo que iba a pasar cuando se la dijera.

Conor se negaba rotundamente pero el monstruo le insistía y como no lo hacía, el monstruo se adueñó del cuerpo de Conor y le hizo hacer cosas que él nunca se atrevería a hacer, cuando se quiere llegar a dar cuenta se había cargado medio edificio de su colegio (eso querrían muchos alumnos que pasara en los suyos). Lo castigaron, pero él lógicamente no se acordaba de nada y sobre todo lo negaba porque claro, él técnicamente no había hecho nada, fue el monstruo.

Finalmente Conor se rinde y no se niega más, le cuenta al monstruo lo que más ansiaba, la pesadilla que últimamente estaba teniendo tanto:

En su pesadilla se muestra que Conor y su madre están en el siniestro cementerio que hay detrás de su casa y el suelo empieza a agrietarse y a romperse. Cuando se rompe una parte sale su madre, que se va a caer y Conor corre a socorrerla, la aguanta por unos segundos, pero al final tiene que soltarla porque no aguanta más.

Este sueño representa la necesidad que tiene Conor de tener cerca a su madre pero como tiene cáncer; por otra parte quiere que muera, porque ahora está sufriendo un montón y un hijo no quiere eso para su madre.

Finalmente, su madre acaba muriendo, pero instantes antes de morir ve también al mismo monstruo que ve su hijo (se ve que lo de las alucinaciones de ver monstruos le viene de familia).

Al final es un poco triste pero durante toda la historia te partes de la risa.

He elegido este libro porque no te describe al típico monstruo malvado y feo de otras historias, sino que es un simpático monstruo que gracias a él, Conor aprende a superar el bulling.

Lo que me ha enseñado esta historia es que a veces la vida nos puede poner en momentos difíciles como perder a un ser querido pero hay que poder superarlos.

Como me ha gustado tanto se lo recomendaría a mis amigos y a todo el mundo porque cuenta una historia que también es muy divertida, estoy segura de que a mis amigos, que tienen los mismos gustos que yo, por supuesto que les iba a gustar.

 

Serafín, el escritor y la bruja

Nombre: Anastasia Neumann Navarro
Curso: 1º ESO- B
IES Villa de Vícar, Vícar (Almería)

Este libro me lo recomendaron en el colegio, me gustó muchísimo. Tiene un contenido distinto al que todo el mundo se espera. Todos pensamos en las brujas feas y malas, este libro demuestra que no es así.

Este libro es una historia inventada y tiene una moraleja: “no juzgues a nadie por su apariencia”.

Este libro trata sobre un niño llamado Serafín, que está navegando por la red. Mientras que una bruja fea y arrugada también lo hace, pero literalmente, iba con un barquito y unos remos. Serafín la vio en su pantalla de ordenador, él pinchaba sobre ella, y ella se tocaba la cabeza con cara de dolor. Después de varios golpecitos ella le gritó y salió de la pantalla, se tiró sobre él y le dijo:

¿Se puede saber qué haces?

Serafín estaba aterrorizado y le preguntó que quién era, qué hacía en su cuarto y qué buscaba en internet.

Ella le dijo que era una bruja, que estaba ahí porque él la había sacado de sus casillas al haberle dado tantas veces en la cabeza y que le encantaba leer, así que buscaba un buen escritor. Serafín buscaba lo mismo.

Él se alegró mucho y le enseño un libro escrito por su autor favorito, él buscaba información sobre el autor. La bruja le dijo que se quedaría, pero Serafín no quiso porque parecía mala, la bruja le dijo que no era mala, si lo fuese ya se lo habría comido. Él se lo permitió, encontraron mucha información sobre ese escritor. Serafín mencionó que quería conocer al escritor.

La bruja le dijo que le concedería el deseo. Serafín se rio y de repente se vio en la puerta de una pequeña casa donde la bruja estaba llamando al timbre, un hombre joven, al que Serafín conocía, abrió la puerta y se asustó al ver la cara de la bruja, la bruja le dijo que no venía sola, que venía con un niño llamado Serafín y que él sabía que ella no era mala. Lo primero que hizo Serafín fue pedirle un autógrafo y decirle que era su mayor fan. El escritor les invitó a entrar al ver que eran gente de buena fe. Serafín le preguntó sobre su nuevo libro, él le contestó que posiblemente no lo podría publicar porque las editoriales no lo querían. La bruja le dijo que ella le podría echar una mano con eso. Se intercambiaron  los números de teléfono y quedaron los tres al día siguiente por la mañana.

Al día siguiente, los tres estaban juntos delante de la puerta y la bruja convenció a los de la editorial, además les dijeron que podían asistir a una conferencia importante. A la reunión, Serafín acudió solo, él no sabía dónde estaba la bruja. Él tenía al lado a una mujer muy guapa y rubia. Le preguntó que quién era, ella le dijo que ya la conocía. Serafín reconoció la voz, era la bruja. ¿Estaba disfrazada? Se lo preguntó. Ella le contestó que no, que todo este tiempo había estado disfrazada con una máscara de bruja. Serafín le preguntó que por qué. Ella le contestó que su hermana, que sí era fea, la obligaba, por envidia. El escritor tampoco la reconoció, pero ella le contó lo mismo que a Serafín y enseguida lo entendió.

He elegido este libro porque me ha encantado lo divertido y lo entretenido que es. Además me gusta mucho la enseñanza de que no debemos juzgar a las personas simplemente por lo que parecen. Es bastante llamativo que una bruja consiga aceptar su aspecto, aunque no encaje bien.

Me gustaría que mis amigos también lo leyeran porque enseña muchas cosas y también porque es muy sencillo y bonito.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram