IES Aguilar y Eslava, Cabra (Córdoba) 2019

El monje que vendió su ferrari

Autora: Leticia Baena Aguilera
Curso: 2º ESO
IES Aguilar y Eslava, Cabra (Córdoba)

Este libro trata sobre la historia de un hombre, llamado Julian Mantle. Es abogado, y a causa de su estresante vida, le da un infarto. Desde ese día todo cambia para él y decide modificar su estilo de vida. Se va al Himalaya, donde aprende el arte de la meditación con los sabios…

Me encantó desde el momento en el que leí la primera página. Este libro, escrito en forma de fábula, enseña cómo se puede ser infeliz siendo la persona más rica del mundo. Moraleja: el dinero no da la felicidad.

Me impresionó bastante porque yo siempre he pensado que por muy buen trabajo o títulos que tengas, no tienes la vida resuelta. ¿Qué es mejor: estar encadenado a un trabajo en el que desde el momento en el que entras estás deseando irte, o tener un trabajo en el que disfrutes y te guste realmente lo que haces? No sé lo que pensarán ustedes, pero desde luego yo me quedo con la segunda opción. Puede que el trabajo de tus sueños no tenga muchas “salidas” pero… ¿Qué importa eso? ¿Crees que si eres abogado y te quedas sentado esperando a que te llamen vas a conseguir algo? Pues no. El dinero no es más que metal.

Para mí, lo primordial en esta vida es la libertad y la paz. No hay nada mejor que estar en paz con uno mismo y… ¿Saben cómo se consigue eso? Realizando lo que le apetezca hacer realmente. Si su sueño es irse al Himalaya como este señor…

¿Qué hace que no va?

Cada página de este libro tiene una enseñanza que te hace reflexionar sobre lo que verdaderamente quieres en tu vida. Una vez oí una frase que refleja muy bien esta historia: cuando te encuentres en el lado de la mayoría, es hora de hacer una pausa y reflexionar (Mark Twain). Cuánta razón. Lo que quiero decir es, ¿por qué todo lo que haga la mayoría de seres humanos está bien? ¿Por qué no hay otro camino? Sencillo, somos unos cobardes. Julian Mantle (el protagonista de este libro) fue muy valiente. No le importó lo que pensaran los demás sobre él, dejó su trabajo en el bufete de abogados, y se fue al Himalaya hacer lo que realmente le faltaba o necesitaba: la meditación, el encuentro espiritual. Claro que para su jefe no fue fácil entender que Julian emprendería un viaje hacia el pico más alto de la península ibérica. No lo comprendía, pensaba que se le había ido la cabeza, que el infarto le había trastocado alguna que otra neurona. Lo que no sabía era que su empleado (más bien exempleado) iba a emprender un viaje hacia lo más profundo, lo desconocido de sí mismo.

Además, en cada página de este apasionante libro, descubres y aprendes cosas nuevas, como el valor de la calma y la libertad, así como los valores universales de sentirse bien con uno mismo, sin pensar en el qué dirán.

No por tener dinero eres rico, si no, miren a este señor: tenía mucho dinero, pero realmente era pobre, pues no tenía a nadie con quién compartirlo.

 

El diario de Nikki: Un cumpleaños no muy feliz

Autora: Claudia Cubero Navas
Curso: 1º ESO A
IES Aguilar y Eslava, Cabra (Córdoba)

El libro cuenta las experiencias de una niña divertida y sentimental, estudiante de instituto que con solo 14 años le han ocurrido cosas tan alucinantes como espantosas, pero a pesar de ello nunca se rinde. Nikki es una chica muy torpe y en este libro la conocemos tal y como es, una persona indecisa, que ama a sus amigos, ya que para que ellos estuvieran contentos, hacía cosas que no le apetecía.

En el libro hay momentos graciosos, como cuando ella y sus amigas se chocaron con el cartero comercial y liaron un escándalo, porque querían recuperar unas invitaciones que iban a ser enviadas por error, momentos inolvidables, como cuando su madre y ella fueron a una clase de yoga con materiales viejos y estropeados junto a su enemiga presumida, y mil experiencias más.

En resumen, recomiendo este libro porque no hay nada imposible en El diario de Nikki.

 

No sonrías que me enamoro

Autora: Miriam Gómez Pérez
Curso: 1º ESO B
IES Aguilar y Eslava, Cabra (Córdoba)

Mi libro favorito se titula No sonrías que me enamoro, de la colección Blue jeans. Me gusta este libro porque cuando empiezas a leerlo te engancha mucho, el autor siempre sabe cómo dejarte con la intriga después de cada capítulo. Además, a mí me ha transmitido muchas emociones, tanto buenas como malas.

La temática de este libro es la historia de un grupo de adolescentes que, a pesar de todos los problemas que les ocurren, siempre se apoyan mutuamente y saben seguir adelante, aprender a sonreír aun estando rotos por dentro. Comparto con ellos muchas de sus ideas, de sus gustos, aficiones… por eso me gusta tanto esta colección. Leyendo estos libros he desconectado del mundo, me han hecho olvidarme de mis problemas. Nunca llegué a pensar que me gustara tanto leer, es más, la sociedad de hoy en día te puede tomar por un “bicho raro” si dices que te gusta leer, pero lo único que te hace falta es descubrir los libros que te identifican y te ayudan a olvidarte de todo por unos momentos. Cuando encuentres ese tipo de libros, siempre estarás deseando tener un hueco libre para poder leer tu libro favorito.

El libro trata de un grupo de seis adolescentes (Esther, Bruno, Valeria, Raúl, Alba y María) que se hacen llamar “El grupo de los incomprendidos”, porque antes se metían con todos ellos por sus defectos. Cada uno tiene un problema y con la ayuda del resto lo solucionan.

El libro se llama así porque Raúl y Valeria son pareja y cuando Raúl veía a Valeria sonreír siempre le decía: “No sonrías que me enamoro”.

Recomiendo este libro, pero sobre todo a adolescentes de entre 12 y 17 años, porque seguramente se sientan completamente identificados con este tipo de libros. No lo recomiendo a una edad más temprana porque a lo mejor niños más pequeños no entienden este tipo de libros y se aburren mucho leyéndolos. Aunque al principio todos los libros de esta colección suelen ser un poco aburridos, no te desesperes, lo mejor está por venir. A medida que vas leyendo páginas, más interesante está la historia.

 

El día que se perdió la cordura

Autora: Julia Luque Panadero
Curso: 2º ESO A
IES Aguilar y Eslava, Cabra (Córdoba)

Es un thriller de suspense con toques románticos. Su escritor es Javier Castillo, malagueño. Dejó su trabajo para dedicarse a escribir. Y ha entrado por la puerta grande. Su novela ha conquistado a miles de personas de todas partes del mundo. Pues tal es su éxito que el libro se ha traducido a varios idiomas. Pero, esta no es su única novela. Al tiempo publicó otra llamada El día que se perdió el amor.

¡Otro best seller! Pero esto no acaba aquí. Ahora está en preventa su tercer libro, Todo lo que sucedió con Miranda Huff. Otro thriller, que dicen que es mejor que el anterior. Sin duda, este es el mejor libro de suspense que he leido. No es una novela común. Rompe los esquemas de este género. Pues tarta de diversos temas, como el amor, odio, extrañas practicas… Está narrado en tres tiempos. Y es increíble cómo al final te das cuenta de que todo estaba relacionado. Siempre te mantiene en vilo. Literalmente este libro te quita la cordura. Cada página que lees te deja más intrigado, pues nunca imaginas el final. Todo tiene relación, cosa que tú no esperas.

¡Dicen que Javier es el Agatha Cristie del siglo XXI!

 

Eleanor y Park

Autora: Teresa Ruiz Campos
Curso: 1º ESO A
IES Aguilar y Eslaca, Cabra (Córdoba)

Mi libro preferido se titula Eleanor y Park. Es una historia de amor muy profunda, en la que el físico y las condiciones sociales no importan.

Los protagonistas, Eleanor y Park, son dos adolescentes muy diferentes. Eleanor es una chica de pelo rizado y pelirrojo, ojos marrones, ella es un poco gordita. Tiene una personalidad única que hace que los demás parezcan superficiales. Park, sin embargo, es un chico de ojos verdes y cabello negro, también posee rasgos asiáticos. Él es alto y delgado.

Todo empieza cuando Eleanor se muda con su madre, sus tres hermanos y su padrastro a una nueva ciudad. La familia de Eleanor era bastante pobre. El primer día de instituto Eleanor tuvo que ir en autobús, fue allí donde conoció a Park, un chico que se mostraba frío con ella, pero cuando pasaron algunos días empezaron a hablar sobre música y cómics, ambos mostraban interés por eso. Park le prestó algunos cómics a Eleanor, y así fue como empezaron a llamarse por teléfono, compartir gustos y salir, y sin darse cuenta a enamorarse.

Sin embargo, a Eleanor en casa no le iba muy bien, además de no tener mucho dinero, su padrastro se pasaba el día trabajando y bebiendo en bares. La madre de Eleanor, por el contrario, se pasaba el día en casa desviviéndose por su familia. Eleanor no le tenía ningún cariño a su padrastro, incluso para ella solo era el marido de su madre. El padrastro de Eleanor era bastante violento, sobre todo cuando estaba borracho.

En el instituto, las chicas se metían con Eleanor, por su físico y con su manera de ser. A ella no le importaba mucho, pero a Park sí. Incluso se peleó con un chico mayor que el por burlarse de ellos dos, Park acabó con un ojo morado, pero no le importó mucho.

Una vez Park acompañó a Eleanor al portal de su casa, y se despidió de ella con un beso, pero cuando Eleanor entró en casa se encontró con su padrastro borracho como de costumbre y muy enfadado, había visto a Eleanor con Park, y no le había hecho mucha gracia. Muy enfado cogió a Eleanor del brazo y le dijo que tuviera cuidado con las relaciones. Eleanor se asustó mucho, pues nunca le había puesto una mano encima. No fue la única vez que pasó, el padrastro maltrataba a su mujer, Eleanor lo descubrió y habló con su madre, ella le dijo que no era seguro seguir con él, pero su madre tenía miedo de como reaccionaria si lo dejaba, así que no se atrevió a dejarlo.

Después de aquello el padrastro do volvió a tocarla. Pero Eleanor encontró en sus libros del instituto frases insultándola y amenazándola, ella pensó que lo había escrito alguna chica cruel, pero no, las frases cada vez eran más fuertes, hasta que supo quién las escribía. Su padrastro.

No tuvo otra opción que marcharse a casa de sus tíos, porque si las frases iban en serio, no era buena idea quedarse en casa. No pudo llevarse a su madre ni a sus hermanos. Pero su madre estaba de acuerdo y le dijo que no se preocupara por ellos. Finalmente, Eleanor se marchó con sus tíos que vivían en otra ciudad, dejando atrás a su amor, a su Park. La única carta que se mandaron fue una sola en la que ponía: “Te quiero”.

En mi opinión es una historia de amor muy bonita y cautivadora.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram