IES Almadraba, Tarifa (Cádiz)

Lágrimas por una medalla

Autora: Paula Gómez García
Curso: 1º ESO-A
IES Almadraba, Tarifa (Cádiz)

Mi libro favorito es Lágrimas por una medalla basado en la experiencia deportiva de la gimnasta Tania Lamarca y escrito por la periodista Cristina Gallo. Es un conmovedor testimonio sobre una lucha para alcanzar un sueño.

El libro trata sobre una niña llamada Tania que se dedicaba a la gimnasia rítmica, era la pasión de su vida, ella vivía en Vitoria, y todas las tardes las dedicaba a sus entrenamientos. Tania quería entrar en el equipo nacional de Madrid, hizo unas pruebas para entrar, se fue a Madrid con una de sus compañeras y su entrenador. En el viaje de vuelta, su compañera se quedó dormida, y su entrenador le dijo a Tania que ella no había entrado en el equipo, sin embargo su compañera sí. Ella muy triste siguió en su equipo de Vitoria. Unos meses después, la llamaron y le dijeron que la habían cogido para entrar en el equipo nacional. Ella le comentó a sus padres que tenía que irse de casa, se tenía que ir a Madrid. Una vez allí se alojó en una casa donde se quedaban las entrenadoras y algunas alumnas. Una de las entrenadoras le enseñó la casa, y sobre todo su habitación, luego le explicó lo que tenía que hacer, todas las tardes entrenamiento, las dietas, los horarios del almuerzo, la cena… Entrenó con mucho esfuerzo, en su primera competición en el equipo, ganó el premio de oro. Años después se dio cuenta de que sus premios solo servían para adornar vitrinas.

Es mi libro favorito debido a que yo también practico el mismo deporte que la protagonista, la gimnasia rítmica. Mi monitora de gimnasia nos lo recomendó al grupo con el que normalmente entrenamos. Se lo comenté a mis padres y estos me lo regalaron.

El libro dice que todos tus sueños se pueden conseguir por muchos obstáculos que te encuentres en el camino, siempre que le dediques tiempo y esfuerzo, sin rendirse. Yo de pequeña no esperaba estar en un club, y mucho menos ir a competiciones, yo entrenaba en el patio de mi casa, mi madre veía cómo me apasionaba ese deporte. Tuve la suerte de que en esa fecha se creó un club de gimnasia rítmica en mi pueblo, mis padres se enteraron y decidieron inscribirme. Al principio me daba un poco de vergüenza ya que no conocía a nadie, era un nuevo camino para mí. Empezaron las clases y al principio era todo muy simple; sólo hacíamos ejercicios para empezar a obtener forma física, carreras para lograr cierta resistencia y ejercicios para alcanzar elasticidad. Pero el tiempo pasó y de los ejercicios simples pasamos a ejercicios más complejos y más parecidos a la gimnasia que todos vemos en la tele. Después de mucho trabajo y esfuerzo mis monitoras me dijeron que había pasado al equipo de competición. Estaba muy ilusionada, mi primera competición fue en Tarifa. Estaba muy nerviosa. También hemos competido en otras localidades de la provincia: Algeciras, Castellar, Jimena, Arcos, etc… Algunas veces hemos obtenido primeros puestos, otras segundo o tercero y hay veces que ni nos hemos clasificado, pero no importa el puesto, lo importante es participar.

No solo han sido esfuerzos para participar en competiciones, también en los Juegos del Estrecho y muchas exhibiciones. Los primeros años fueron de mucho esfuerzo; empecé en la categoría benjamín con tan solo siete años. Mi primera exhibición en público fue en unos juegos del estrecho. Este es el sueño que yo quiero alcanzar, y con mucho esfuerzo, voluntad, entresijos de competiciones y mucho espíritu deportivo, espero llegar a conseguirlo.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram