IES Jabalcuz (Jaén) 2019

Harry Potter y la piedra filosofal

Autora: Cristina Belén Agudo Cordero
Curso: 1º ESO A
IES Jabalcuz (Jaén)

Me gustaría explicar mi experiencia con la lectura y la influencia de este libro en mi vida. A mí no me entusiasmaba la lectura. Al principio creía que no me gustaba leer, ya que no había encontrado ningún libro que me atrajera; no mantenía una relación especial frente a ninguna maravillosa reflexión de la imaginación de personas con la intención de transmitir un mensaje revelador. Cuando sacaba libros de la biblioteca, ni los tocaba en ese periodo de tiempo.

Mis padres me llevaban siempre a lugares culturales, donde todos los conocimientos de la humanidad que hemos desarrollado desde el mismo momento en el que descubrimos la curiosidad estaban presentes. Y yo seguía sin prestarles atención, la importancia que le daba a millones de años de esfuerzo y de historia de la humanidad era mínima.

Hasta que, un día, cogí de la estantería un libro que me parecía familiar y lo abrí. Mi hermana dijo que no duraría demasiado tiempo leyendo aquel libro. Le dije que sería capaz de leer, pero efectivamente ella tenía razón. Me ilusioné con el primer capítulo, pero no me enteraba y se volvió muy pesado. Vi la película, y eso fue el mayor spoiler que me podría haber hecho, así que lo dejé olvidado.

Recuerdo el día en el que volví a ver de nuevo ese objeto cuya peculiaridad era transportarte al mundo de Hogwarts. Era verano y yo estaba aburrida. Me dirigí de nuevo hacia ese libro. Decidí empezar por el segundo capítulo, ya que el primero fue la razón de su destierro, por un tiempo, de mis lecturas.

A medida que observaba ese singular modo de describir cada personaje y la manera en que se extendía cada capítulo, me sumergía en una aventura mágica de la cual no se podía escapar fácilmente. Este segundo capítulo me hizo dudar. No entendía por qué había dejado de leer un libro de una mente tan brillante, inteligente e imaginativa como la de la escritora J. K. Rowling. Pero algo que sí comprendía era que ya la lectura tenía un lugar de mi tiempo para disfrutarlo con ella.

Lo que más me gustaba del libro eran las relaciones sociales entre Harry, Ron y Hermione. Ron era mi personaje masculino favorito, un niño infravalorado por su pertenencia a una familia pobre, y mi personaje femenino favorito era Hermione, una niña caracterizada por tener una gran capacidad intelectual.

Pasaba las tardes leyendo, no podía parar. Las tensiones constantes de la historia hacían que no pudiera contenerme sin leer un capítulo más. Deseaba que cada hoja duplicara su contenido para que ese primer año de Harry en Hogwarts nunca terminase.

Mi conclusión en relación con todo lo anterior, es que me atrevo a afirmar que cualquier persona puede aprender a disfrutar la lectura. La lectura no tiene límites, solo los que tú propongas; si le encuentras alguno, te aconsejo que tú aportes algo con tu imaginación reflejándolo en la escritura. A mí me transmitió conocimientos, pero todavía no los suficientes. Sigo en un proceso en el que nunca podré dejar de imaginar ni crear lo que creo posible.

 

Harry Potter

Autor: David Rus Colmenero
Curso: 1º ESO D
IES Jabalcuz, (Jaén)

Harry Potter es un libro de fantasía, que cuenta las aventuras de Harry y sus amigos. Harry Potter ha sido escrito por J. K. ROWLING. Harry Potter es un gran éxito; gracias a eso, muchísima gente lo conoce.

A mí, personalmente, lo que más me gusta es la posibilidad de que exista la magia en nuestro mundo. Y además, que cualquier niño/a pueda ser invitado a Hogwarts y convertirse en un mago o en una bruja.

Pero en este libro hay algunas cosas sin sentido, como, por ejemplo, que los magos y las brujas tengan su propia moneda, distinta a la de los muggels (gente no mágica); entonces los hijos de muggles que van a ser magos o brujas, ¿cómo pagan las cosas mágicas como las varitas o escobas u otras cosas por el estilo?

Pero también hay muchas otras cosas buenas, como las grandes y fantásticas aventuras de Harry, que, por lo menos a mí, me han emocionado con cada palabra de sus aventuras.

También me ha encantado del libro el profesor Snape, que al principio parece el villano y luego resulta no sólo no serlo, sino que, al contrario, estaba ayudando a Harry, de algún reservado modo, como protegiendo la piedra filosofal que Harry quería evitar que robara Voldemort, el asesino de sus padres, o intentando salvarle la vida cuando el profesor Quirrell maldijo su escoba, intentando matarle.

Además de Harry, en el libro aparecen sus mejores amigos:

  • Ron, el mejor amigo de Harry y además un experto en el ajedrez.
  • Hermione, la mejor amiga de Harry y una poderosa y sabia bruja.
  • Hagrid, un medio gigante que le informó a Harry de que era un mago.

Pero también están sus enemigos:

  • Voldemort, el asesino de sus padres, causante de la primera guerra mágica y antagonista de esta historia.
  • El profesor Quirell, aparentemente tímido, asustadizo y tartamudo.

Y donde se desarrolla toda la Historia, en Hogwarts, un castillo grande y de aspecto medieval, con un lago, un campo de quidditch (el deporte más popular entre los magos y las brujas) y un bosque llamado BOSQUE PROHIBIDO, donde viven muchos animales fantásticos y donde los alumnos tenían prohibido ir.

Otras cosas buenas del libro son, por ejemplo, las escobas voladoras, ya que ¿a quién no le gustaría montar en una escoba mágica, volar con ellas y usarlas como medio de transporte? O también, ¿a quién no le gustaría facilitarse la vida con una varita? Por ejemplo, se te olvidan las llaves de tu casa, pues usas el hechizo “ALOHOMORA” y se abre la puerta de tu casa automáticamente, así de sencillo.

Además, en la historia, lo que creo que es mejor es cuando se descubre que el profesor Quirrell se ha aliado con Voldemort e intenta robar la piedra filosofal para crear un cuerpo para Voldemort, ya que comparte su cuerpo con él.

El libro, en resumen, está bastante bien, y, en mi opinión, creo que merece la pena leerlo y se lo recomiendo a todo el mundo, para que todos se puedan maravillar de las asombrosas aventuras de Harry y sus amigos.

 

Ana de la Tejas Verdes

Autora: Lucía Vela Mata
Curso: 1º ESO A
IES Jabalcuz (Jaén)

Ana la de Tejas Verdes es el único libro en el que he conseguido identificarme por completo. Este libro nos cuenta la adorable historia de nuestra protagonista, Ana Shirley, que, siendo adoptada por equivocación por los Cuthbert, se adentra en la más loca aventura de su vida. Pronto todo el mundo se enamoró de su personalidad, con la excepción de Gilbert Blythe, enamorado de la protagonista. Una de las personas más importantes para Ana es Diana Barry, una chica diferente a Ana, pero que la quería con locura, como las mejores amigas.

Este libro tiene variedad de personajes; mi favorito es Ana Shirley. Me gustó por la facilidad que tenía al expresarse y su forma de hacerlo. Cuando leo sus palabras me hace sentir un pequeño escalofrío de ilusión. La manera de defender lo que ella quería y sus ideas son fundamentales en el personaje y me hicieron reflexionar sobre aquella época. Creo que el rasgo que más me gusta de ella es su deseo de escribir cuentos, de leer; así la entiendo mejor. Me ayuda a cumplir mis sueños y mis mayores deseos, pero siempre con precaución y sin dañar a los demás. He aprendido que lo más importante es saber quién eres y cómo eres, y que te muestres así a todos. Así sabrás que quien está contigo de verdad, te quiere.

En resumen, Ana me ha enseñado a ser especial a mi manera y no desear nada de lo que tienen otros, a quererse uno mismo y a saber perdonar. Ana tiene magia; es verdad que es difícil percatarse de ella en este libro, pero, en mi opinión, si hubiera sido escrito como los libros de esta década, costaría mucho menos leerlo. Quizás por eso es tan especial.

Al principio, empecé a leer por pura competitividad, pero después descubrí que me gustaba, que era mi pasión. Este libro lo leí hace un año y medio, y, al volver a leérmelo, lo he visto de una forma diferente, aunque me ha demostrado una vez más que esto es lo que me gusta. Ana te dejaba entrar en su imaginación y vivirla de la manera que tú quisieses, mientras que en otros libros te lo dan todo “mascado”. La facilidad y empatía que tenía con los personajes sirve para ponerte nostálgica y estar en un periodo de aislamiento en cuanto empezabas a leértelo hasta que acababas.

En general es un libro precioso que ofrece la oportunidad de no quedarte en su infancia, sino que va creciendo con todos esos maravillosos libros, y con cada uno de ellos aprendes algo diferente. Lo recomiendo también para la gente adulta, porque al ser un libro calificado para niños creemos que no deben leerlo los adultos, pero en verdad se aprende mucho sobre la vida y algo muy importante: la imaginación…

Es el libro perfecto para cualquier niño que tenga ganas de saber y disfrutar. Pues os invito a hacerlo… Os invito al fabuloso mundo de Tejas Verdes, Avonlea… donde vive una niña muy divertida que quiere ser tu amiga… que te quiere enseñar cosas y que quiere que imagines tu vida… y que tiene un “pique” muy curioso… que te quiere sin conocerte y que te abre las puertas de su mundo y su vida…

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram