IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga) 2019

La ladrona de libros

Autora: Ana García Morillo
Curso: 2º ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga)

La ladrona de libros es un libro grandioso desde todos los puntos de vista. Lo mires por donde lo mires y lo leas como lo leas. Nos deja grandes aspectos que aprender, puede transformar nuestras vidas y mejorar nuestra pasión por leer.

Esta historia toma lugar en un pueblo cercano a Munich, en Alemania, antes de la segunda guerra munidal. La protagonista, Liesel Meminger, es una niña de unos diez años que roba libros relacionados con acontecimientos de su vida privada.

La novela nos muestra cómo la sociedad alemana ha cambiado hacia el racismo.

Liesel leía libros para poder ampliar su vocabulario y ser más culta, pues era una analfabeta y no sabía leer ni escribir muy bien. Así que, con la ayuda de los libros y de su padre adoptivo logra ser cada vez más culta e inteligente. Al leer los libros se imaginaba las historias que leía, su mente volaba (como la mía) y se distraía olvidando los recuerdos que vivió en el pasado.

Así ocurrió durante mucho tiempo. Finalmente, Liesel creo que robaba los libros porque llegó a sentir una pasión grande por la lectura y quiso compartir esas emociones con sus seres más queridos.

Por último, creo que la lectura de un libro es sólo para aquellos que quieren pasar momentos agradables de lectura, para quienes quieren aprender y crecer más intelectualmente, pero no para aquellos que lo vayan a leer obligados. Y lo recomiendo porque es como si abriéramos una ventana al pasado y nos adentráramos en él, viviendo y sintiendo como el personaje. Porque cuando de verdad nos gusta un libro vivimos lo que leemos.

 

Mi libro favorito

Autor: Eliot Guzmán Ruiz
Curso: 2º ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga).

Memorias de Idhún II: Triada. Esta es mi elección. Porque para mí, Memorias de Idhún, tanto “La Resistencia”, como “Triada” o “Panteón” son libros fascinantes, más aún viniendo de la maravillosa escritora española Laura Gallego.

Podría haber elegido cualquier otro de sus libros; tal vez Crónicas de la Torre o quizás Las hijas de Tara, pero ninguno de estos dos me ha marcado tanto como Memorias de Idhún. Su estilo sencillo y cautivador, su capacidad para mantener la intriga hasta las últimas líneas, la forma de ser de sus personajes, que nos obliga a soportarlos o a entenderlos, ya se trate de un dragón, un unicornio o un ahek…

Con Idhún y sus fantasías, leyendas e historias, Laura ha hecho de mi un idhunita. Ser un idhunita no consiste en tener los tres libros y poder presumir de ello. Ser un idhunita es haber formado parte del libro mientras lo leías y, por tanto, haber “laberinteado” por los sueños y las fantasías de su escritora.

Aparte de lo ya comentado, para mí, ser un idhunita significa también dedicarle tiempo a Alsan, Jack, Kirtash, Aile, Victoria o Sahil, los seis personajes principales del libro, y llegar a ser su amigo sin necesidad de “haberles conocido” en persona.

Me encanta el diálogo en que Victoria le reprocha a Kirtash por qué le hace eso, y le dice que no es justo (con esto me refiero al hecho de que Kirtash besara a Victoria después de una discusión). Sin embargo, él responde, para toda pregunta, que la vida no es justa. Este hecho me hace pensar… Si hay tanta gente como Kirtash, solitario pero fiel, meditador y calculador, cómo es que no conozco a ninguno…

Otro hecho que merece mención es cómo los sentimientos de Jack son una montaña rusa, porque a veces es feliz y al poco no puede aguantar la rabia. O cómo ve a Victoria con Kirtash peleando y le comenta a Vic que tiene que seguir con él. Todos son diferentes, pero muy similares en el fondo. Tal vez por esto elijo este libro, porque su huella en forma de hexágono, con un punto en el centro, no va a ser fácil de igualar…

Puedo afirmar que he aprendido mucho de esta obra. Y podría destacar, especialmente, cinco cuestiones. La primera ha sido aprender a mantener la paciencia, a entender que todo llega cuando tiene que llegar, a no adelantarse para alcanzar la mejor ocasión, intentando buscar la perfección siempre. Reconozco que a veces me cuesta saber aguardar y que es una cuestión que tengo que aprender a dominar.

La segunda cuestión tiene que ver con la primera: aprender a ser un poco “calculador”. Me resulta muy difícil explicar esta cuestión con palabras, por lo que me parece conveniente recurrir a un ejemplo… Imagina que eres un espadachín profesional y te toca un adversario igual de bueno que tú. Las técnicas que usarías serían más complejas y deberías de tratar de que fueran lo más perfectas posible. Si te adelantas un poco, tu adversario te contraatacará antes, convirtiendo la jugada en un auténtico desastre. Por el contrario, si te retrasas un poco, no tendrás tiempo de hacerlo bien y ejecutar la jugada correctamente, danto más tiempo a tu adversario… Por eso, entiendo que ser calculador y paciente van de la mano. En este sentido, ambos valores tienen que estar como en el Renacimiento, en orden, equilibrio y armonía.

El tercer aprendizaje es el valor y la importancia de la amistad. Cuando captan a Alsan, Jack se muestra impaciente por rescatarlo, poniendo a flote el aprecio que le tiene. O el amor de Victoria por Jack cuando muere a manos de Kirtash (por cierto, me parece interesante cómo le nombraba “Christian” cuando lo amaba y “Kirtash” cuando le odiaba…).

En cuarto lugar, sumo el haber aprendido a entender y a ponerme en la piel de personajes tan diferentes y diversos, a los que en principio cuesta comprender. Entiendo que siempre hay un porqué para cada forma de ser y de actuar. Y esto lo intento aplicar en mis relaciones diarias con los amigos, con mi hermana o mis padres… Dejémoslo ahí.

Por último, y no por ello menos importante, me encanta ver cómo progreso, pudiendo leer y comprender lo que leo cada vez más rápido y mejor. Así que, aparte de un idhunita me estoy convirtiendo en un gran lector. Ahí es nada…

Para mí la lectura es un mundo paralelo con el poder de desconectar del mundo real cuando quieres. Por eso creo que leer es un placer, a veces un escondite y otras un nuevo lugar por descubrir.

Para terminar, quiero recomendar este libro a todos los fantasiosos y fantasiosas a los que les encanten la lectura y la magia. También a todos aquellos que hayan leído a Harry Potter, porque Memorias de Idhún es una oportunidad para seguir sumergidos en el mundo de la magia y la fantasía. Igualmente, lo recomiendo a todos y todas, porque te atrapa sin saberlo, porque logra desconectarte al completo, refugiándote en tu “cámara secreta” cuando has tenido un mal día y, sobre todo, porque nunca es tarde para la ilusión y la magia.

 

Mi libro preferido

Autora: Esther Offaa Kyei
Curso: 2º ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga)

Cualquier libro tiene un poder extraordinario para hacernos mejores o peores. Un buen libro nos puede ser muy útil, mientras que un mal libro puede hacernos daño. En cualquier caso, un libro siempre te ofrece compañía, a la vez que incrementa nuestro conocimiento. Los libros se escriben con muchos propósitos y con puntos de vista muy diferentes, por lo que resulta difícil elegir un buen libro o una buena colección.

A mí me encanta leer libros cada vez que dispongo de tiempo libre. Suelo emplear la mayoría de este tiempo a la lectura y, en consecuencia, he acabado por leer muchos. Quizás, de todos ellos, el libro que me ha resultado más atractivo es “The generous hunter” (El cazador generoso), escrito por Lawrence Darmani, un novelista ghanés. Es un libro repleto de inspiraciones y motivaciones. Leer este libro me produjo una gran tensión. A pesar de que es una historia corta, es quizás la que más me ha influenciado.

Cuando leí este libro me sentí enormemente motivada. El libro relata la historia de Mensah, un hombre humilde y honesto. Era cazador en su pueblo, un hombre generoso y muy querido por todos, excepto por unos cuantos que le tenían cierta envidia.

Mensah dona dinero para ayudar a los pobres y este hecho hace que al rey también comience a gustarle. Pero la cosa más maravillosa de este hombre es que podía entender los sonidos de los animales…

Un día, de camino al bosque, vio a una serpiente y una rata atadas, a punto de ser asesinadas. Los dos animales rogaron a Mensah que los desatara. El amable Mensah no podía marchar, así que tuvo compasión por ellos y los liberó. Por su amabilidad, la serpiente le mostró una hoja que curaba el veneno de las serpientes, mientras que la rata, le agradeció con oro. Mensah se convirtió en un hombre muy rico desde entonces.

Este no es más que un pequeño resumen del libro. Y la historia relata las experiencias de vida del cazador.

A raíz de su lectura, este libro me ha dado no sé qué clase de fuerza para ayudar a otros que puedan necesitar mi ayuda. He aprendido a amar y a ser humilde. El libro también me ha enseñado a no envidiar a otros o a sus propiedades. También he aprendido a respetar. Este libro es tan especial para mí que, siempre que estoy triste o tengo algún problema, su lectura me calma y me anima.

Es un libro muy sencillo. Es de fácil y agradable lectura, y tiene un bello final. Así que recomiendo y suplico a todos que lo lean porque creo que puede ayudarte a cambiar tu vida y porque sabrás y sentirás lo que te estoy contando…

 

Mi libro favorito

Autora: María Pineda González
Curso: 2º ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga)

Mi libro favorito es La Bella y la Bestia. Una de las razones por la cual he leído este libro (no una, sino varias veces…) es porque de pequeña vi muchísimas veces la película. Me encantaba ver cómo ella podía salir sola de todo lo que le pasaba, la belleza que transmitía (y no sólo física) y el poder demostrar que cuando hay sentimientos puros de por medio, el físico no importa, nada importa y todo se convierte en un hoy… Es hoy porque solo hablan los corazones, porque el físico no importa y porque no hay un prototipo que ponga límites en el amor. Sé (y sabía) que tanto Bella como la bestia no son más que personajes de cuentos, pero leer lo escrito y añadir los dibujos de tu imaginación a la historia es algo maravilloso.

La obra viene de un cuento francés, La Belle et la bête. Es un cuento de hadas, pero tiene muchas variantes. Si os parece, os escribo una breve sinopsis de la versión que nos ha llegado en español…

Bella es una joven romántica que vive en un pequeño pueblo junto a sus padres. Cuando a este lo encierra una enorme bestia, Bella decide que quiere intercambiarse por él. El amor hacia su padre era muy grande porque a su madre ya no la tenía físicamente. Es curioso, pero a pesar de que yo tengo conmigo a mi madre y a mi padre, esta parte del relato me hizo sentir por primera vez cómo sería el mundo sin alguno de ellos. Fue entonces cuando entendí mejor que nunca que debemos cuidar de aquellos que nos quieren y nos cuidan…

Bella acaba intercambiándose por su padre y descubre que las apariencias engañan y que la belleza siempre está en el interior. Esta frase la he repetido muchas veces a lo largo de muchos años, pero sólo puedes entenderla si eres capaz de sentirla.

Recomiendo de verdad este libro. Muchos pensarán que es un libro muy infantil, pero las cosas que te enseñan no sólo le sirven a los niños. Además, tiene enseñanzas muy verdaderas. Para el amor no deberíamos de tener limitaciones, ni de físicos, ni de razas, ni de géneros, que cada uno fuera libre para entenderlo a su manera, porque el amor no entiende de nada.

Para terminar, me gustaría comentar la razón por la que he escogido este libro. A mi edad solemos mirar mucho con los ojos y siempre nos detenemos en el físico más que en lo que de verdad esconde. Siempre idealizamos al niño o la niña perfecta, pero de verdad nos paramos a preguntar: ¿qué hay debajo del maquillaje? ¿Qué hay más allá de la ropa? ¿Qué hay por detrás del postureo?

 

La casa del fin del mundo

Autora: Laura Torres Solís
Curso: 2º ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga)

La casa del fin del mundo. ¡Qué nombre más intrigante! ¿no?. Pues este es el título de mi libro.

Nadie podría imaginar que una tranquila excursión en bicicleta se transformaría en una aventura tan peligrosa… Los protagonistas, tras perderse en una noche de tormenta, se refugian en una aislada y extraña casa que, muy pronto, descubrirán, no está tan solitaria como pensaban….

La casa del fin del mundo es un libro que basta abrirlo para adentrarse en un bosque inmenso de intriga y misterio; sí, como ese en el que se encajan precisamente Álvaro, Belén, Cris y David, nuestros protagonistas.

Los cuatros se dirigen hacia la fiesta de su amigo Fernando en el pueblo vecino, cuando les cae la noche por el bosque… Con la oscuridad encima y sin ver nada, empieza a llover. ¡Casi nada! Uno de ellos ve una casa al fondo y deciden correr hacia ella. Pero lo que no saben es que al llegar sufrirán todo tipo de situaciones que les pondrán los vellos de punta, a ellos y a todos los lectores.

Pasarán la noche en esa casa (un poco rara, por cierto): una mesa alta, extraños hornos, espejos en los que se aparecen sombras… (o por lo menos eso dice Cris…).

Al principio empezarán a cuestionarse si esa casa está encantada, si es un crematorio o algo similar… Llegarán a una salita en la que pasarán la noche, y unos cuadros colgados en la pared les dará la clave para descifrar el significado de aquellas extrañas figuras del jardín, las cuales parecen tener vida propia… Uno de ellos llegará a creer que la casa tiene algo que ver con un cementerio que hay no muy lejos de allí.

Encontrarán un cofre que todos creerán tener joyas, oro, dinero… pero, cuando lo exploran, acaban por darse cuenta de que no es nada de lo que en principio todos habían pensado.

Los miedos, las intrigas, las cuestiones por resolver, las incertidumbres… hacen de este libro un lugar donde perderse durante un buen tiempo.

A mí en particular me ha aportado muchísimo. Entre otras, me ha hecho darme cuenta de que no hay que tenerle miedo a nada, que hay que enfrentarse a todo y, si es en compañía de amigos, más aún.

Lo que quizás me ha gustado más de este libro han sido los acertijos, la intriga, el miedo de los protagonistas…, pero quiero destacar especialmente la incertidumbre que consigue al final de cada página.

Otras de las cosas que me ha hecho entender mejor es la valentía. También la amistad tiene mucho que ver con esto, con el apoyo de unos en otros, con el estar siempre rodeado de amigos y vivir momentos juntos…

En este libro la amistad tiene un valor esencial, pues todos se respetan y se escuchan. Y pese a que se produce algún que otro roce, acaban por solventarlo con rapidez.

Este título forma parte de una serie de nueve libros cuyo autor es José María Plaza. Soy una apasionada de la serie de «Los sin miedo´´, ya que me divierte y ha logrado sumergirme de lleno en sus aventuras. Me encantaría seguir contándote, no creas, pero quiero evitarte los spoilers. Si te parece, mejor lo lees tú. ¿Te atreves?

 

Autora: Esther Offaa
Curso: ESO
IES Sierra de Yeguas, Sierra de Yeguas (Málaga)

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram