IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén) 2019

Pequeños enigmas

Autor: Juan Manuel Barranco
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Hoy hemos estado de excursión en un parque de atracciones. Lo malo ha sido que aunque sea primavera ha hecho un día de lluvia, niebla y truenos. A pesar de eso el día ha sido increíble. Estábamos emocionados de montarnos en el tren de vapor, el cual da un viaje por el tiempo. De repente, nuestro vagón se descolgó de los demás. En él íbamos solos cuatro alumnos. Todos nos asustamos menos la persona que tenía a mi lado, Raquel, que era una compañera inteligente, guapa…

-No os preocupéis, chicos, yo sé cómo solucionar esto. Lo primero que hay que hacer es salir del vagón para averiguar qué ha sucedido.

-Pero ¿por qué tenemos que hacerte caso?- pregunté.

-Luego os cuento, pero primero haced lo que os diga.

Salimos todos del vagón siguiendo a Raquel. Ella estuvo investigando la zona para buscar alguna pista y la encontró. Ella averiguó quién había descolgado el vagón. Había sido un señor de chaqueta larga y negra que se montó en la anterior parada y había casi desenganchado el vagón. También descubrimos un pasadizo secreto que daba a la entrada de la atracción. Pidieron ayuda al jefe de máquinas para que parara la atracción y moviera el vagón. Cuando terminamos de resolver el enigma, seguimos montándonos en otras atracciones. Fue toda una aventura.

Al volver al autobús le pregunté a Raquel, la cual me gustaba cada vez más:

-¿Cómo has averiguado lo que ocurría? Porque si hubiera sido yo, no hubiera tenido la menor idea de solucionarlo.

-Gracias a la saga de libros “Sherlock, Lupin y yo” que me estoy leyendo, escritos por Irene Adler. Tratan sobre investigaciones y misterio. Hay tres chicos que se conocen en un viaje de vacaciones y tienen que resolver varios misterios en cada uno de sus encuentros. En una ocasión alguien mata a un actor de ópera y ellos investigan quién es el asesino siguiendo pistas. De estos libros he aprendido a fijarme más en los pequeños detalles en los que nunca te fijas. Y te advierto una cosa, una vez que empiezas no puedes parar.

-Parecen muy interesantes, ¿me puedes contar otra aventura de esa saga?

-Eso ya lo tienes que leer tú. Yo quiero comprar el nuevo libro que han sacado, se llama “Doble final”. Si quieres, te los puedo prestar. En mi mochila llevo siempre dos. Vas a tener suerte, son los dos primeros. También puedes venirte conmigo y así sabes dónde comprar los siguientes.

Cogí el libro y empecé a leer. Al cabo de un par de minutos, le dije:

-Seguro que al final me los compro, porque solo leyendo el principio me está pasando lo que me dijiste, no puedo parar.

-Mira, se ha parado el autobús inesperadamente –dijo ella.

-¿Qué pasará ahora? ¿Otra aventura?

-Esta ya te toca resolverla a ti. –contestó con una sonrisa enigmática.

 

El libro que me cambió la vida

Autora: María Cobo Torres
Curso: 1º ESO A
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

En los recreos de los primeros días de instituto mi pandilla y yo nos juntábamos para hablar de nuestros temas. Dos días después nos dimos cuenta de que Alba no se sentaba con nosotras a hablar, y de que en vez de hablar se ponía a leer libros. Un día, Mar se sentó con ella a echarle un vistazo al libro. Al rato todas estábamos peleándonos porque todas queríamos ver el libro, unas pasábamos las páginas para adelante, otras para atrás y así continuamente. Alba se enfadó porque le íbamos a romper el libro.

Al final todas leímos ese libro: “Algo tan sencillo como tuitear te quiero”, de Blue Jeans. Trata de amores, desamores, de estudios, de fiestas, de salidas y de escapadas de adolescentes. En el libro aprendimos que nunca tendrás la misma opinión o la misma perspectiva que otras personas.

Decidí comprármelo y leerlo tranquilamente en mi casa. Cuando leí el primer capítulo me envicié completamente. El libro te inspira odio, felicidad, tristeza, amargura,… demasiados tipos de sensaciones. No sé explicar lo mucho que me ha gustado este libro. Lo recomiendo principalmente para adolescente. Chicos, puede que este libro os cambie la vida.

A mí me ha ayudado a respetar la opinión de los demás a pesar de lo que yo piense. Me ha ayudado a razonar sobre qué es la vida y que los caminos que tenga la vida los tienes que elegir tú.

El escritor es un genio, me gusta mucho su forma de escribir. Yo me identifico con el personaje de Elena, ya que es una chica que dice que quiere hacer algo y luego no lo hace, o simplemente que no está segura de sí misma. Pero a la vez es una persona amable y amigable.

Ahora recuerdo esos primeros recreos del instituto con alegría. Cuando sonaba la sirena del fin del recreo, todas estábamos leyendo y nos daba rabia y ganas de que llegara el siguiente día para leer más…

 

Matilda

Autora: Pilar Escabias
Curso: 1º ESO A
IES Sierra Sur, Valdepeñas, (Jaén)

Os voy a contar la increíble historia de cómo a una profesora de Matemáticas le empezó a gustar la lectura gracias a una de sus alumnas:

Es extraño que una alumna de 6º de primaria conozca más libros de lectura que su profesora, pero todo es posible en el mundo de los libros.

-¿Qué haces, Martina? -dijo la profesora enfadada.

-Ah… hola profesora…Espera, ¿qué? -dijo la alumna, distraída.

-¿Dónde están tus ejercicios?

-Hablando de los ejercicios…no los he hecho, pero estoy leyendo un libro muy interesante. ¿Quieres que te cuente de qué trata?

-Pensarás que te voy a decir que no, pero vale, cuéntame tus tonterías.

-Este libro se titula “Matilda” y es del escritor Roald Dahl. En el libro aparece Matilda, una niña muy inteligente, que solo tiene 4 años; ella leía revistas de cocina de su madre. A ella le gustaba mucho leer aunque al principio no sabía dónde podría encontrar libros. A sus padres no les gustaba leer libros, solo querían ver la tele al igual que su hermano. Su familia era diferente a Matilda. Un día, Matilda descubrió que de la biblioteca se podían sacar libros y prestárselos a la gente durante un tiempo. Entonces, empezó a llevarse libros y a leérselos en su casa.

Ella al principio del libro no iba al colegio hasta que un día la apuntaron. Se alegró mucho, su profesora era muy amable; pero la directora era muy desagradable. Todos odiaban a la directora, y la directora los odiaba a ellos. Su padre se dedicaba a vender coches, pero en realidad era un estafador porque le vendía coches estropeados a la gente… Profesora, ya que te está gustando tanto, si quieres te puedo dejar el libro cuando yo termine de leérmelo.

-No, yo no leo tonterías… aunque… si me lo dejaras… le podría echar un vistazo.

-Vale, sigo. Al cabo del tiempo Matilda se convirtió en amiga de la profesora. Una tarde después del colegio, Matilda se fue con su profesora a la casa de la directora porque la profesora era la sobrina de la directora. Ellas fueron a su casa porque allí la profesora tenía muchos recuerdos. Al ver que la directora entró a su casa y ellas estaban dentro empezaron a ponerle trampas hasta que pudieron escapar. Esta es mi parte favorita del libro. Al final la directora dejó ese trabajo porque había sido demasiado desagradable en todo el colegio y nadie la volvió a ver más. A los niños les hizo un favor con su marcha…

Y así pasaban varios minutos del principio de cada clase de Matemáticas.

-Bueno profesora, ¿qué te parece? ya no te voy a contar más del libro para que tú misma lo descubras.

-Vaya, Martina, hemos perdido un poco el tiempo en la clase de Matemáticas esta semana pero bueno, no pasa nada.

Aunque la profesora hablaba aparentemente malhumorada como la directora de Matilda, sus ojos y su tono de voz se iban transformando en la profesora favorita de Matilda-Martina.

 

El pequeño “deja vu”

Autor: Alba Huertas Martínez
Curso: 1º ESO A
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Querido diario:

Hoy es día 20 de febrero de 2019, ahora estoy en la biblioteca, vengo de mi clase de teatro. En estos momentos tan difíciles por temas familiares, lo que más me relaja es el teatro y la lectura. He hablado con mi profesora Dori, con la que tengo mucha confianza. Ella es una amante de los libros, como yo, y le he pedido que me recomendara algunos títulos (y es justo lo que ha hecho). Me ha dado una lista inmensa, con todas las variaciones que se puedan imaginar. Me ha hablado de títulos, autores,… En el descanso de clase decidí mirar atentamente la lista. Todos los títulos parecían muy interesantes pero había uno que me llamó mucho la atención. Era: “La diversión de Martina”. Me sonó un poco raro porque ella es una youtuber muy conocida y no sabía que escribiera. Por eso me he venido corriendo a la biblioteca. He estado buscándolo mucho tiempo hasta que he encontrado la colección completa, seis libros, y como era de esperar en mí, me he llevado los seis.

Hoy es día 24 de febrero de 2019, estoy en mi casa. ME ENCANTAN LOS LIBROS QUE ME ESTOY LEYENDO. Van totalmente con mi estilo, nunca me había leído libros tan rápido y que me hubieran gustado tanto. El primer libro trata de que Martina quiere celebrar su cumpleaños y sus padres no le dejan celebrarlo por su mala nota en el último examen de Matemáticas. Además ella se encuentra un perrito abandonado y lo guarda en su casa en secreto sin que nadie se entere. Martina no para de vivir experiencias.

Hoy es día 27 de febrero de 2019, estoy en el instituto, tengo hora libre y estoy aprovechando para terminar de leer el tercer libro de Martina. Está genial. Es el que más me está gustando. Trata de que Martina encuentra un pasadizo secreto en su habitación y cada vez que pasa se encuentra en una ciudad o en un pueblo distinto y en una época distinta. En esa aventura, Marina y sus amigos pierden a Lili, el gatito de Martina, y tienen que ir a una fiesta de disfraces para encontrarlo.

DIEZ AÑOS DESPUÉS…

Hoy es día 16 de abril de 2028 (Un nuevo colegio) Sí, lo sé hace mogollón de tiempo que no te escribo aquí, pero con los estudios estoy superliada, además no he parado de leer. Bueno, he visitado el cole donde voy a hacer las prácticas de maestra. Cuando he llegado, me han llevado a un habitáculo con muy poca luz. Al rato, ha venido la conserje, una señora mayor con una voz muy aguda, que me ha presentado a la profesora. Ella ha sido muy amable y me ha llevado a la clase. Aunque son niños de seis años, yo estaba un poco nerviosa. Después de jugar un poco, lo primero que he hecho ha sido preguntarles por su libro favorito. Todos han hablado sin parar excepto Adriana, una niña muy guapa y muy callada. Pero momentos después, se ha acercado a mí y me ha pedido que le recomendara un libro. En esa cara me he visto reflejada y se me ha formado una gran sonrisa. La historia se ha vuelto a repetir.

 

Mi libro preferido

Autora: Julia Marchal Torres
Curso: 1º ESO A
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Érase una vez una niña llamada Marina, tenía 10 años y era muy feliz hasta que un día sin esperarlo todo cambió. Entre lágrimas, su tía Lara le dijo que sus padres habían muerto en un accidente de tráfico. En ese instante toda su vida pasó por su mente: su historia, sus recuerdos, su felicidad perdida…

Rápidamente Marina fue a su habitación y cogió el libro que le regalaron sus padres en su último cumpleaños, ella lo abrazó y comenzó a llorar. Su tía, para distraerla, le preguntó que de qué trataba ese libro. Marina le dijo que ese libro era muy especial para ella porque precisamente sus padres se lo compraron pensando en ella y se lo leyeron los tres juntos.

-Yo me empecé a leer este libro, aunque me pareció que no me iba a gustar pero página a página comenzó a enamorarme.

Marina le contó de qué trataba el libro con una mezcla de ilusión y tristeza en sus ojos.

-Este libro trata de la guerra del Ebro. Se llama “Bajo el fuego de las balas pensaré en ti”.

-Vaya, dijo su tía, seguro que es uno de los típicos libros de la guerra ¿no?

-Sí y no -contestó Marina. El libro en sí trata de la guerra, pero dentro de ese libro hay una gran historia de amor, de pasión, de esfuerzo y de mucha ilusión por cada página.

Al final Lara y Marina se lo volvieron a leer juntas llenas de emoción.

Pasó el tiempo, Marina se fue recuperando y todavía seguía conservando su libro como un tesoro. Pero ella no sabía que la vida le iba a dar otro golpe. Pasados unos años, la tía de Marina también murió. Con esta trágica noticia, a Marina se le vino el mundo encima definitivamente.

Como ella pensaba, no quedó otro remedio que internarse en un orfanato con 13 años. Recogió su equipaje y empezó con mucha pena una nueva vida. Marina fue cumpliendo años y ella recordaba tanto lo negativo como lo positivo al lado de su preciado libro. Todo lo que le pasó a lo largo de su vida concordaba con su libro. En su vida hubo muertes y desgracias y en el libro también.

Con el paso de los años, Marina se hizo directora del orfanato y siempre guardaba su libro en su despacho. El libro fue pasando de generación en generación aportando a los niños entretenimiento, aprendizaje y compañía.

 

La estrategia del parásito

Autora: Irene Molina Escabias
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Estaba tumbada en el sofá como cualquier otro día. Tenía deberes pero era lo único que no tenía ganas de hacer. Me levanté y fui a mi dormitorio a ver si en mi escasa colección de libros había alguno nuevo o que no hubiese visto, pero no, estaban los mismos libros infantiles que mi madre me había leído más de mil veces. Así que bajé otra vez y me volví a tumbar.

Había tenido un sueño muy raro. Había soñado que un amigo al que hacía mucho que no veía me mandaba un sobre a casa con un pendrive dentro y un vídeo en el que me decía que probablemente en este momento estuviera muerto y que buscara a su novia Judit y a uno de sus profesores de universidad. Después, había varias muertes, incluida la de su compañero de piso, y al final yo terminaba siendo un nómada en peligro de muerte.

Estuve todo el día pensando en el significado de ese sueño y si debía estar preocupada o no. Entonces pensé que mi sueño quizás me estaba sugiriendo que tendría que escribir esa historia. La verdad es que era algo muy raro y creí que podría ser novedoso.

Finalmente, mi idea de escribir se fue de mi cabeza aunque no olvidé el sueño. Iba incluso con miedo por la calle. Una tarde tuve que ir a comprar material escolar a una librería y entre tantos libros de portadas horteras y coloridas, cosa que a mí no me gustaba nada, vi un libro con la portada oscura y me llamó la atención. El libro era “La estrategia del parásito” de César Mallorquí. Tenía una portada negra con una especie de araña y unas letras negras brillantes en fondo que decían “internet es miyazaki, miyazaki te vigila”. Me atrajo pero no lo compré porque sabía que no lo iba a leer. Después de varias veces pasando por la misma librería decidí comprármelo y empecé a mirar la portada y a ojear rápidamente sus páginas.

El resultado fue que en menos de dos horas estaba leído. No podía dejar de leer. Cuando terminé el libro, pensé que era una copia exacta de mi sueño. Esa historia me ayudó a sobrellevar la dura situación familiar que estaba pasando y la lectura me ayudó a evadirme de los problemas y volver a sonreír aunque no me olvidara de estos. Pensé en que alguien realmente había tenido el mismo sueño que yo y se había atrevido a escribirlo. Estuve muchas horas y días pensando en el libro y deseando que algún día pudiera contarle mi experiencia al autor.

Empecé a leer todos sus libros y todos me cautivaron casi tanto como el primero. ¿Cómo alguien podía escribir libros tan bien redactados y hacer que las historias realmente parecieran tuyas llegando a tal punto de llorar o reír con el personaje, sufrir sus derrotas y alegrarse con sus victorias?

 

Historia de mi libro favorito

Autora: Fátima Montes Aceituno
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Cuando me pidieron que eligiera mi libro favorito, me costó mucho decidirme por uno porque he leído muchos que me han encantado. Sin embargo, me decidí por “Abdel”, un libro de Enrique Páez, debido a que es un libro que cuenta una historia de fantasía pero de carácter realista ya que la situación es muy parecida a la que hay ahora en el mundo. Me parece increíble que la gente piense que hay fronteras entre países cuando todos somos iguales y tenemos los mismos derechos.

Era un día frío de invierno y mi amiga Laura y yo entramos a la biblioteca del instituto. Buscamos un libro que nos habían recomendado los profesores. Observamos la portada y le echamos un ojo para ver cómo era por dentro y le dije:

-Laura, creo que no me va a gustar nada este libro. Los libros que nos recomiendan los profesores casi nunca me gustan. Tú, ¿qué crees?

-Ya, menudo rollo. A mí tampoco me gustan, de hecho creo que sólo me ha gustado uno hasta ahora.

-Bueno, yo me lo voy a leer en Navidad, luego te cuento.

-¡Vale! Yo también. Le daré una oportunidad.

(Después de Navidad)

-¡Hola Laura! ¿Qué tal? ¿Te has leído “Abdel” en Navidad? Yo sí y la verdad es que me ha sorprendido muchísimo. Pensaba que iba a ser un rollazo como te dije.

-A mí también me ha encantado, y me lo terminé de leer en 2 días.

Como le dije a Laura, “Abdel” es un libro que me ha sorprendido bastante. Cuenta la historia de un niño y su padre que vienen a España para mejorar sus condiciones de vida, los engañan y los utilizan sin piedad.

En el libro aparece una frase que me impactó: “Las fronteras, esas líneas de rayas y puntos que separan los países, no existen en la realidad”. Y, por desgracia, yo veo en las noticias que en este mundo continuamente quieren poner muros entre países.

A través de “Abdel” he visto claramente las diferencias entre dos culturas, no sólo en cuanto a los bienes materiales de un país, sino también en cuanto a las distintas formas de pensar, de ver el mundo, de relación entre las personas y la forma de afrontar la existencia. “Abdel” es un libro muy bueno para reflexionar sobre la inmigración, la ciudadanía y la inclusión.

Es un libro que me ha gustado bastante porque con él me he puesto en la piel del personaje. También me he dado cuenta de que la vida de los emigrantes no es nada fácil y que no emigran por gusto sino que lo hacen por necesidad. Abdel y su padre emigraron por el bien del niño. Su padre quería lo mejor para él, aunque sólo fuera para que su hijo pudiera ir a un centro de menores en España.

He leído muchos libros de crudeza, de terror, de fantasía, de tristeza,… He llorado, he reído, o simplemente no he sentido nada con él. Pero con este,… con este he sobrepasado la frontera de mi madurez viendo el mundo de la forma en la que lo deberíamos mirar todos y todas.

 

Mi libro favorito

Autor: Roger Milla Marchal
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Todo empezó un día de verano de 2018 en que mi madre entró en mi estudio. Para variar, yo estaba jugando a la PlayStation 4. Mi madre me dijo que dejase de jugar, que tanta PlayStation no era buena y que hiciese algo productivo. Se me ocurrió ir a la biblioteca pública a buscar un libro que me llamase la atención.

Una vez allí el bibliotecario me recomendó uno llamado “Crónicas de la Torre: el Valle de los Lobos”, de Laura Gallego, debido a que se había hecho muy popular y la gente decía que era muy bueno. Así que decidí darle una oportunidad y esa misma mañana empecé a leerlo.

Por la tarde del día siguiente ya llevaba casi la mitad del libro. Iba a todos lados con el libro, hasta por la calle. Una tarde me crucé con Rodolfo, un amigo mío del colegio, y me preguntó que de qué trataba el libro. Sólo le conté una parte de lo que yo había leído, a lo que él me respondió: -¡Sigue leyendo, por favor!- Yo le respondí que si quería saber cómo terminaba que lo siguiese leyendo él.

Pocos días después fui yo el que me lo vi a él leyendo ese libro por la calle y le pregunté:

-¿Qué? Te ha molado, ¿eh?

-¿Que si me ha molado? ¡Creo que estoy más enganchado que tú incluso!

-Yo hace un día que ya me lo he terminado.

Pocos días después, me encontré con mi amiga Antonia, que también llevaba el libro por la calle y le pregunté qué hacía por la calle con el libro y ella me dijo que se lo había recomendado Rodolfo.

Poco a poco la popularidad del libro en mi pueblo fue aumentando gracias a mí y a mis amigos. Esto llegó a los oídos de Laura Gallego y decidió que quería conocernos.

Cuando sacó la segunda parte de ese libro y todo volvió a empezar para nosotros, sólo que esta vez todos conocíamos ya el libro y a su escritora.

Gracias a la popularidad que le dimos al primer libro, el segundo vendió muchas más de copias y ahora va por la decimoquinta edición. Laura quiso que parte del dinero recaudado fuera destinado a mejorar Valdepeñas de Jaén y a sacar de la pobreza a muchas familias valdepeñeras. Ahora Laura Gallego se ha construido una casa en nuestro pueblo y se siente una más de la pandilla y nosotros, unos más de sus personajes.

 

Los futbolísimos: El misterio de los árbitros dormidos

Atora: María del Mar Ortega Extremera
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas, (Jaén)

Era una tarde cualquiera. Álvaro y yo estábamos jugando al fútbol en el pabellón de nuestro pueblo. De repente entró Ángela, mi mejor amiga, le sonreí y seguí jugando. Ella se sentó y empezó a leer un libro. Cuando Álvaro se dio cuenta de que estaba leyendo un libro de fútbol, se empezó a reír. A él le sorprende que las niñas jueguen o lean sobre fútbol. Me enfadé un poco y le dije que se callara y que pensara las cosas antes de hablar. Él se calló y seguimos jugando de mala gana.

Al ver que Ángela no paraba de leer ni un segundo, me acerqué a ella y le pregunté qué libro estaba leyendo, a lo que ella respondió:

  • Es un libro muy interesante y de misterio.
  • ¿Cómo se llama? – respondí yo.
  • Es una colección de libros llamada ‘Los Futbolísimos’.- me respondió ella y volvió a la lectura.

Parecía que no tenía ganas de hablar y yo no quería interrumpirla más. Así que volví a jugar con mi amigo.

A la vuelta hacia mi casa, pasé por la papelería y pregunté sobre la colección de libros. Me dijeron que no quedaban ejemplares, pero que podía encargar todos los libros. Yo, que estaba intrigada, los encargué. Pasaron dos semanas y los libros llegaron justo el día del cumpleaños de Ángela.

Me fui al cumpleaños con el primer libro de la colección. Se llamaba ‘El misterio de los árbitros dormidos’. Me acerqué a Ángela y le enseñé el libro. Me lo pasé bien pero por otra parte, yo quería que el cumpleaños acabara pronto para empezar a leerme el libro. Cuando terminó, me fui a casa y me metí en la cama y empecé a leer. Cuando llevaba unos minutos leyendo, me di cuenta de por qué Ángela siempre estaba leyendo esos libros. ¡Eran increíbles! En dos días me leí más de la mitad de la colección.

Da igual que seas niño, niña, hombre o mujer. Todos tenemos los mismos derechos de hacer, leer, jugar, opinar o decir lo que queramos. Con algunos personajes de estos libros me identificaba mucho, sobre todo con las chicas que hacían deporte. Estos libros me han enseñado mucho, han marcado mi vida, como mujer y como deportista. Todas podemos ser magníficas, mujercísimas y futbolísimas. Hay una frase en estos libros que nunca olvidaré y que guiará mi vida: Siéntete como seas y no como las personas dicen que eres.

 

Un lugar llamado mi pueblo

Autora: Erika Sánchez Gutiérrez
Curso: 1º ESO B
IES Sierra Sur, Valdepeñas (Jaén)

Cuando yo tenía 11 años me recomendaron un libro titulado ”UN LUGAR LLAMADO VIENTO” de Enrique Armenteros. Lo que más me sorprendió fue que el autor era de mi pueblo. Nunca me había leído un libro que hubiera escrito un autor de mi pueblo y por eso estaba sorprendida y alegre. Yo pensaba que los autores siempre eran de sitios lejanos.

El día antes de las vacaciones de Navidad, en la escuela, me llevé muchísimas sorpresas pero la que más me gustó fue cuando nos dijeron que iba a venir un autor. Ese autor era Enrique Armenteros. Nos dijeron que era de mi pueblo que ahora vivía en Jaén. Me sentí muy emocionada. Nunca había conocido a un autor y estaba muy nerviosa por conocer a uno por primera vez.

Cuando llegué a mi casa lo primero que hice fue contarles a mis padres la noticia. Ellos también se alegraron mucho.

Por la noche, antes de dormir, me llegó un correo electrónico. Era mi amiga diciéndome que no se me olvidara que mañana nos visitaba Enrique Armenteros. Como si a mí se me hubiera olvidado.

Al día siguiente fui a la escuela muy contenta. Incluso me llevé el libro para que me lo firmara. En la hora de Lengua llamaron a la puerta de la clase. Nosotros estábamos muy nerviosos. Era Enrique Armenteros. Todos dijimos: “por fiiiin”.

Nos fuimos a la biblioteca y nos habló de sus libros y nos explicó uno por uno, pero el que más me gustó fue “UN LUGAR LLAMADO VIENTO”. La seño nos dijo que le hiciéramos preguntas. Y él nos aclaró todos los detalles.

Fue maravilloso. Desde entonces me aficioné a la escritura. Así que… pronto tendréis que leer al menos dos libros maravillosos sobre mi pueblo: ”Un lugar llamado viento” y el que yo estoy escribiendo.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram