Colegio Ciudad de Almería (Almería) 2020

La lección de August

Autora: Ana María Lirola Tortosa
Curso: 2º ESO
Centro: Colegio Ciudad de Almería (Almería)

August era un chico de 10 años que nunca había ido al colegio, ya que se había tenido que someter a 27 operaciones a lo largo de su corta vida, a causa de una enfermedad muy rara que los médicos no habían sabido resolver. Debido a esa enfermedad y a todas las intervenciones a las que se había sometido, su cara era especial porque no tenía el aspecto de la cara de los demás. Cuando August se enteró de que sus padres habían hablado con el director del colegio Beecher y habían echado la matricula se enfadó mucho, ya que no quería ir al colegio y le molestó que se lo ocultaran. Finalmente sus padres y su hermana llamada Olivia, a la que su familia llamaba Vía, consiguieron convencerlo para que fuera a hablar con el director y que ya después tomara la decisión de si quería ir o no. Cuando llegaron al colegio el director había hablado con tres alumnos que iban a estar en sus clases para que se hicieran amigo de él y de camino le enseñaran el colegio. Durante todo el recorrido August fue muy tímido y con la cabeza gacha hasta que en la visita por el colegio uno de los tres chicos llamado Julián le preguntó que si se había quemado la cara en un incendio, esto hizo que el otro chico llamado Jack y la chica llamada Charlotte lo defendieran y en ese momento August y Jack empezaron una conversación y se hicieron amigos. Al empezar el curso todos los profesores los pusieron sentados uno al lado del otro. A la hora de comer el se sentó solo en una mesa del comedor y de repente llegó una chica preguntando que si podía sentarse con él, esta chica se llamaba Summer, por lo que se inventaron que esa iba a ser la mesa del verano por el significado de sus nombres. El curso fue avanzando y August ya estaba acostumbrado a que lo miraran raro pero lo que no sabía era que a sus espaldas jugaban a que él era la peste y que quien lo tocara se infectaba. El día de Halloween se acercaba y los amigos de August sabían que iba a ir vestido de Booba Fet de la Guerra de las Galaxias. Cuando llegó el día de Halloween August se tuvo que poner el traje que había llevado el año pasado, porque su traje de Booba Fet llevaba muchas hebillas y iba a tardar más, por lo que se puso el otro que era más rápido de poner y era del malo de Scream y llevaba una máscara que echaba sangre falsa. Cuando llegó al colegio se sentía muy bien, ya que llevaba la cara tapada y nadie sabía que era él. Cuando llegó a clase escuchó a su amigo Jack que decía comentarios muy despectivos hacia él, pero claro Jack no se dio cuenta de que August lo estaba escuchando. Esto hizo que August se sintiera muy mal, tanto que en el colegio tuvieron que llamar a sus padres para que vinieran a recogerlo. Mientras tanto, Vía ese día no fue al instituto porque estaba muy triste, ya que era la fecha de fallecimiento de su abuela y había sido muy importante para ella porque antes de morir le dijo que estaba mal elegir a un nieto favorito, pero que August ya tenía muchos ángeles que miraban por él. Además se sentía bastante mal porque sus amigas Miranda y Eva estaban muy cambiadas y casi no se dirigían la palabra.

Cuando el señor Transeronian que era el director llamó a la madre de Jack antes de que empezara el curso para preguntarle a su hijo si quería ir a enseñarle el colegio a August y hacerse amigo suyo, inmediatamente dijo que no, pero al final cedió y aceptó.

Después del día de Halloween, Jack empezó a notar a August muy raro con él así que como él no le decía nada le preguntó a su amiga Summer que le pasaba a August, pero como ella le había prometido a August que no diría nada a nadie solo le dijo: el malo de Scream. Jack estuvo pensando durante bastantes días y se acordó que el día de Halloween había alguien vestido del malo de Scream detrás suya, y recordó lo que había dicho de él. Un día de esos Julián soltó otro comentario despectivo hacia August y Jack no pudo contenerse más y le dio un puñetazo en la boca, haciendo que le sangrara y le saltara una muela de leche. Inmediatamente tuvo que ir a hablar con el señor Transeronian y llamaron a su madre, como Jack no quería decir porque le había pegado, el señor Transeronian le dijo que se tomara libres los 2 días antes de dar vacaciones, para que durante estas reflexionara y le pidiera perdón a Julián, de esa manera no contaría como expulsión en su expediente. Y así fue, le pidió perdón a Julián y también a August por los comentarios despectivos que había hecho hacia él, y volvieron a ser amigos.

En el nuevo instituto al que Vía iba, conoció a un chico llamado Justin. En seis semanas iban a tener una obra de teatro en la que Justin tenía un papel de protagonista y Miranda otro. Cuando llegó el día de la función, Miranda al ver a la familia de Vía, se sintió mal y fue a decirle al profesor que se encontraba mareada para que pudiera salir Vía en su lugar y que así su familia la pudiera ver, ya que ni las amigas de Miranda ni nadie de su familia había ido a verla.

Después del puñetazo de Jack a Julián, este hizo una fiesta de cumpleaños en la que invitó a casi toda la clase y allí estuvo contando mentiras sobre Jack y consiguió que todos le dieran de lado.

En el colegio Beecher, todos los años a final de curso hacían una excursión de tres días a un campamento. August estaba muy nervioso, porque nunca había dormido fuera de casa, una vez intentó quedarse a dormir en la casa de su amigo y a las una de la mañana la madre de su amigo tuvo que llamar a sus padres para que lo recogieran ya que no podía dormirse. El día de antes de la excursión dejó todo preparado, incluso metió en su bolsa de viaje a Baboo, que era el oso de peluche que tenía en el armario para cuando no se podía dormir, pero cuando se levantó por la mañana el día de la excursión decidió sacarlo de la bolsa.

El primer día de la excursión tuvieron que irse al campamento, porque empezó a llover. El segundo día fueron a ver una película a la feria, cuando llegaron estuvieron dando vueltas por allí, pero cuando empezó la película se sentaron en sus sacos de dormir y se pusieron a verla. Antes de que comenzara había un anuncio que advertía: que no se fueran al bosque, que no tiraran cosas al suelo, que estuvieran en silencio… En medio de la película a Jack le dio ganas de ir al baño y August lo acompañó. Cuando llegaron a los baños había mucha cola por lo que Jack decidió hacer sus necesidades en el bosque, y de camino se encontraron con Amos, Henry y Miles. Cuando terminaron y salían del bosque se encontraron con un grupo de alumnos de algún instituto de séptimo que les apuntó con una linterna en la cara y empezaron a burlarse y hacer comentarios despectivos hacia August, en ese momento aparecieron Amos, Henry y Miles y los defendieron, salieron todos corriendo lo más rápido que pudieron hacia el bosque, hasta que los despistaron.

Finalmente se dieron cuenta que estaban muy lejos y tuvieron que volver sobre sus pasos porque August había perdido sus audífonos. Una vez que volvieron a la película, la noticia se expandió muy rápida.

A partir de ese momento todos se empezaron a llevar muy bien con August y Jack.

Por fin llegó el día de la graduación. Después de los discursos de los profesores pasaron a dar los premios a los mejores alumnos en cada asignatura, una vez que habían dado todos los premios, el señor Transeronian dijo que iba a dar la medalla del colegio, que se la daban al mejor alumno en cuanto a su persona. August creía que no era para él pero cuando el señor Transeronian lo nombró, no se lo podía creer. Después todos se estuvieron echando fotos. Más tarde la familia de Jack y August se fueron juntos a dar una vuelta.

Este es mi libro favorito, creo que todas las personas deberían leerlo, porque da una lección de vida, ya que el aspecto de una persona no la define.

El viaje de Parvana

Autora: Andrea Baena Arroyo
Curso: 2º ESO
Centro: Colegio Ciudad de Almería (Almería)

El viaje de Parvana es mi libro favorito porque me pareció bastante educativo y reflexivo cuando lo leí. Al comenzar a leerlo ya sabía que me iba a gustar porque me encanta la temática de aventuras y acción.

Este libro trata sobre una chica llamada Parvana que acaba de perder a su padre pues este ha muerto. Parvana decide realizar un viaje para poder encontrar al resto de su familia cosa que no le resulta nada fácil, pues se va encontrando una serie de obstáculos a lo largo de su camino, pero también le suceden cosas buenas.

Un día Parvana iba caminando solitariamente, sin rastro de su familia, cuando en una cueva encuentra a un niño llamado Asif que estaba cuidando de un bebé. El niño tan solo tenía ocho años y el bebé un par de meses por lo que obviamente Parvana decidió ayudarlos alimentándolos y dándole algo de ropa.

Esto es solo el principio de la historia por lo que faltan muchas más cosas e intrigantes anécdotas por suceder, por ello este libro engancha tanto de hecho me lo leí en menos de un mes y eso que tiene 200 páginas.

Sinceramente, me lo volvería a leer un montón de veces más y por supuesto se lo recomendaría a mis amigos, familiares e incluso a otros cursos de mi instituto para que lo leyeran porque verdaderamente merece la pena.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram