IES El Chaparil, Nerja (Málaga) 2020

El club de los raros

Autora: Andrea Sánchez Ramírez
Curso: 1º ESO C
Centro: IES El Chaparil, Nerja (Málaga)

El autor es Jordi Sierra i Fabra, las ilustraciones son de Tomas Hijo y la editorial es el Barco de Vapor

El libro trata de un niño que se llamaba Hugo que desde pequeño se sentía raro, porque era tartamudo. Siempre decía las palabras repitiendo muchas veces las sílabas y lo pasaba mal. En el colegio se reían de él, le imitaban, le decían el tartaja y le pegaban.

Cuando empezó el nuevo curso se encontró a alguien raro, como él. No era tartamudo, era disléxico; confundía las letras y los números. Se llamaba Bernardo, los niños también se reían de él.

Hugo y Bernardo se hicieron amigo, y de pronto a Hugo se le ocurrió una idea. Después del colegio le contó la idea a Bernardo, que era que si hacían un club para estar juntos, contra los que se metían con ellos .Ellos dos pensaron que también había otros niños que eran raros, por ejemplo: miopes, gordos, flacos, bajos, que tuvieran brackets, que tuvieran pecas…Y todos esos niños se fueron uniendo al club, y cada vez era más grande.

Si alguien se metía con alguno de ellos los demás le ayudaban. Al final acabaron todos en el club menos Vicente, que era el que se metía con ellos. Hasta que un día Vicente estaba solo y también quería participar en el club. Se lo dijo a Hugo y le pidió perdón por haberse metido con él. Y Hugo le dijo que le perdonaba y que si no se metía con nadie más podía entrar al club. Un día vino un escritor a su colegio y le dijo que él de pequeño había sido tartamudo y que no pasaba nada, porque acabó cumpliendo su sueño, que era ser escritor. Y Hugo pensó que algún día llegaría a cumplir su sueño.

Este libro dice que no somos perfectos, que cada uno tiene algo raro, todos somos distintos.

Este libro me lo leí en el colegio cuando estaba en sexto de primaria por un concurso que íbamos a hacer .Y me gustó mucho porque enseña que todos somos diferentes y no hay que meterse con nadie, ni reírse de él.

Ángeles y demonios

Autor: Íker
Centro: IES El Chaparil, Nerja (Málaga)

Un hombre es asesinado y le han marcado con un extraño símbolo.

Robert Langdon que era un experto en simbología, es llamado para que les ayude a interpretar el símbolo que habían grabado en el cadáver. La palabra “iluminati” pertenecía a antigua secta.

La hija del asesinado les cuenta que su padre ha creado algo muy importante, la “Antimateria”, se dan cuenta de que han robado los contenedores.

Descubren que los van a usar para poner una bomba en el Vaticano y matar a mucha gente.

Cuando llegan al Vaticano, ven que hay mucha gente, debido al “conclave”, el Papa había fallecido y quince días después de su muerte se reunieron ciento sesenta cardenales para elegir a un nuevo Papa.

Langdon se da cuenta de que todo el poder de la iglesia está reunido y que hay una bomba que va a estallar.

Langdon investiga un mensaje que le han mandado. Recorre todas las iglesias buscando a los preferiti que serán asesinados.

De todos, se salva uno y se dan cuenta que la bomba está a cien metros por debajo del suelo.

La consiguen parar, y el Papa es elegido. Para agradecerle, todo a Langdon le regalan un documento que le hacía falta para acabar su libro.

A mí me ha gustado mucho el libro, la parte que más me ha gustado fue cuando encontraron la bomba, me leí el libro en dos semanas de lo que me gustó, decidí leerlo gracias a unos amigos de mis padres y se lo recomiendo a todo el mundo que le guste leer.

El club de los raros

Autora: Lucía Villena García
Curso: 1º ESO C
Centro: IES El Chaparil, Nerja (Málaga)

El club de los raros es un libro del Barco de Vapor, escrito por Jordi Sierra, con ilustraciones de Tomas Hijo.

La historia trata sobre Hugo, un niño de entre 10-12 años, el cual es tartamudo. Todos se ríen de él en clase.

Un día habla con Bernando, un disléxico, del cual también se burlan.

(En realidad el que se ríe de ellos es Vicente, un abusón que repitió curso).

Bernando y Hugo hablan y se hacen buenos amigos, un día, hablando de sus cosas, deciden crear un club, » El club de los raros», para hacerle cara a los abusones como Vicente.

A partir del curso se unen más «raros» (gordos, pecudos, con gafas…).

Hasta que todos los de la clase están en el club por ser «raros». Todos, menos Vicente. Este, al sentirse apartado, le pide a Hugo entrar en el club, contado sus «rarezas».

Ya Hugo y Vicente se hacen amigos, y todos los de la clase pertenecen al club de los raros.

Me leí este libro para un trabajo de mi escuela, y me gustó mucho, hasta tal punto de no querer dejar de leer porque me daba curiosidad y me sentía identificada, incluso terminé el trabajo mucho antes de cuando había que entregarlo. Ese verano me lo volví a leer.

Me gusta porque es un buen libro, entretenido y da a entender que todos somos raros y no hay que avergonzarse de ello.

Abdel

Autor: Rolando Moyano Zarco
Curso: 1º ESO A
Centro: IES El Chaparil, Nerja (Málaga)

Abdel es un niño que vivía en África. Era perseguido por unos hombres malvados por lo que tuvo que emigrar a España con su padre. Este libro relata de una manera fuerte la historia que sufren aparte de Abdel muchos niños como él. Abdel trata con traficantes indirectamente, con policías y con aquello triste e injusto que se conoce como vida. Este libro habla sobre todo de los culpables de nacer en otro sitio.

Érase una vez un niño llamado Abdel. Vivía en África con su padre. Ellos dos eran perseguidos por una tribu, por así llamar a aquellos hombres de otra cultura. Por este motivo Abdel y su padre tuvieron que cruzar gran parte de África para llegar a un puerto, pues creían que la vida en otro país sería más fácil. Tuvieron que viajar en un pequeño barco en el que iban más de 80 personas. La travesía fue larga y muy movida. Cuando llegaron a la costa, tuvieron que saltar y nadar hasta la orilla. Al llegar a la orilla se dedicaron a escapar de la policía, que buscaba a todos los que venían en el barco.

Durante la carrera se encontraron con una gran finca dirigida por un hombre conocido como señor Meléndez. Este les dió refugio, comida y trabajo, Abdel se encargaba de repartir y su padre de trabajar el campo. Estuvieron en esa finca durante mucho tiempo hasta que los echaron porque sospechaban del señor Meléndez.

Abdel y su padre tuvieron que huir, y de camino, unos policías atraparon a su padre, que le advirtió a su hijo de que corriera. Desde ese momento Abdel estuvo solo, refugiado en un cementerio hasta que un día se encontró con dos niños que le ayudaron a preparar una trampa al señor Meléndez para pillarlo con la droga y para que soltaran a su padre. El día del plan todo salía bien, los dos niños hicieron bien su trabajo y cuando le tocó a Abdel, este tuvo un percance, lo atraparon y lo metieron en el maletero de un coche. Sin embargo, gracias a la llamada que hicieron antes a la policía, pudieron detener al señor Meléndez con las manos en la masa. Desde ese día Abdel vivió en un refugio/orfanato hasta que su padre salió de la cárcel.

Me encanta el libro, porque con las palabras que relata sientes todo lo que cuentan.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram