CEIP Jerónima Reche (Chirivel, Almería) 2021

El Misterio de la cripta embrujada

Nombre: Macarena Torrecilla Torres
Curso: 1º ESO
Centro: CEIP Jerónima Reche (Chirivel, Almería)

Hola, hoy voy a hablar de un libro el cual cambió mi forma de ver las cosas, sobre todo de como veo los libros y sus géneros. Antes de este libro, otros llegaron a mi vida cuando era pequeña, solo que no eran…tan importantes como para decir “¡Sí! ¡Definitivamente voy a poner esto en una lista de libros favoritos!”, es decir, esos libros eran de princesas o películas para niños pequeños, no marcaron tanto en mi vida, tampoco me importaron, solo estaban allí pues porque…tal vez me los leería mi madre para dormir.

Bueno, vamos avanzando con la edad y literalmente no tenía casi ningún interés en leer libros pero…de todas formas en el colegio me obligaban a leerlos y hacer una exposición delante de todos después. El único libro que más o menos recuerdo es uno el cual trataba de… ¿Un hotel de animales? Solo sé que ese libro era bastante extraño y nunca le encontré sentido. La mayoría de libros que me entregaban para que leyera no les encontraba sentido o no me interesaban. En cuarto de primaria y también todavía, podemos elegir libros (de nuestra edad) de una biblioteca que está en la escuela, así que, podemos elegir los géneros nos gustan o más nos interesan, a no ser que no estuvieran porque no son de nuestra edad, lo que me pasaba a mi es que desde pequeña no generé interés en los libros ni en leerlos tampoco así que…ninguno me gustaba de verdad, solo tenía que elegir algo y luego exponerlo, en ese momento solo pensaba que se trataba de eso, y la mayoría de mis libros solo los exponía sin prestar mucha atención a lo que ocurría en la historia que tenía que leer.

En quinto de primaria nos seguían dando libros, incluso teníamos una “biblioteca enana” que habíamos puesto en un rincón de la clase con libros que nosotros mismos traíamos de casa (los que tenían o encontraban libros claro). El maestro decía que en vez de ir a la biblioteca a buscar libros veríamos los que traían nuestros compañeros a clase, por lo que los libros que estaban en la estantería se hacían repetitivos. No duró todo el curso la estantería, sino que por el contrario, recuerdo que dejemos de leer libros y nos centramos más en las asignaturas que teníamos que estudiar y los deberes que teníamos que corregir, por tanto, mi mente empezó a decir “Bueno Macarena, me parece que no vas a leer libros en tu vida”. Lo de no leer libros por un tiempo no afectó tanto, empecé a ir a una biblioteca de mi pueblo, coger prestado un libro, leerlo y entregarlo después, de modo que, elegir mi propio libro sin importar que, influenció un poco en mis gustos e interés en los libros.

En sexto de primaria…no recuerdo casi nada, pero voy a tratar de recordar y hablar de cosas que me acuerde. Creo que en sexto no leíamos tanto como otros cursos ¿Lo sabes tú? ¿No? Yo tampoco, bueno a lo que íbamos, que yo recuerde, mi memoria me dice que no leíamos casi nada y el único libro que recuerdo es uno que todos teníamos y tuvimos que leer en conjunto, se llamaba…Victor y las Meninas o algo así, no lo sé, solo sé que estando leyéndolo todos juntos, al menos yo me lo pasaba mejor que leyéndolo sola para luego exponerlo en alto. Además de que en sexto a finales de curso empezó la pandemia, pues no pudimos leer mucho de lo que teníamos planteado para final de curso. Lo de la pandemia afectó mucho en cuanto a lo de leer libros de eligiéramos de la biblioteca así que, pasemos a el curso en el que estoy recientemente.

En primero de Eso, se tenia pensado no abrir la biblioteca hasta nuevo aviso por los temas de la pandemia y su seguridad, por lo que creímos que no podríamos leer libros de la biblioteca a no ser que los compráramos o fueran de nuestra casa. Solo recuerdo que era eso lo que nos dijeron, hasta que nuestro maestro tuvo una idea tremenda, la idea trataba de que él nos dejara sus libros que tenía en un armario de la clase, y así hacer una exposición en Power Point o en otra aplicación parecida, y cuando termináramos de leerlo, a principios de colegio otra vez, después de las vacaciones, le diéramos su libro y luego hacer la exposición en la pizarra digital. La idea de sus libros estaba bien sí, tengo que admitirlo. Después de explicarnos su idea, empezó a llamar a personas de la clase para darles su libro, hasta que me llamó a mi y me dio el mío. El libro que me entregó era interesante solo con ver la portada, o eso creía, así que seguimos con la clase hasta que terminó y me llevé el libro a casa como nos dijo anteriormente el maestro.

En las vacaciones empecé haciendo deberes de varias asignaturas que mandaron hacer, hasta que tomé tiempo de sobra para usarlo para leer el libro que me habían entregado, el cual según yo iba a ser interesante, pero cuando lo empecé a leer, definitivamente tengo que decir que no entendía nada de lo que trataba la historia y también se me hacía muy pesado el que estuviera todo el rato describiendo los personajes que se encontraba por el camino, por lo tanto, decidí empezar varias veces el libro hasta que lo entendiera de verdad, hasta que por fin logré entender de que trataba el libro y también conseguí concentrarme un poco más de lo que estaba anteriormente. Mi mente solo pensaba “¿De verdad pude haber llegado a pensar que esto iba a ser aburrido?” de todas las historias que había leído, aunque fueran pocas, esta fue de las que más me gustó, tanto la experiencia de leerla como la historia que había en ella, por tanto, seguí leyendo hasta que acabé. Esa experiencia de leer un libro que de verdad me gustara y que me entretuviera la historia era lo mejor que había sentido en un libro, definitivamente me encantó ese libro, no podía decir que no me había gustado, así que, expliqué un poco de cómo me había sentido leyendo el libro en el Power Point, solo sé que se convirtió en mi libro favorito aunque no lo pueda leer más veces, ese sentimiento ya lo había sentido con otras cosas ¿Pero con un libro? Me dieron ganas de leerlo otra vez, pero decidí que lo mejor era acabar las tareas que me quedaran, por lo que dejé el libro, aún recordando el sentimiento que me dejó leerlo y me puse a terminar la tarea que me quedaba.

El misterio del escriba sentado

Nombre: María García López
Curso: 1º ESO
Centro: CEIP Jerónima Reche (Chirivel, Almería)

A mí me gusta mucho este libro, es el mejor de toda la colección. Ya que trata de aventura y misterio para descifrar quien se ha llevado una estatua muy importante y el misterio que tienen que descubrir está en París.

Trata de un grupo de hermanos llamados: Laurie, Joseph, Elizabeth y su hermanastro: Ahmed con su mascota Toth.

Ellos deben irse con su padre a París ya que él es arqueólogo. Los niños decían que era Egipto fuera de Egipto, les encantó la ciudad.

Lo más sorprendente fue ver el museo del Louvre ya que había muchas colecciones antiguas que eran casi iguales a las de Egipto, lo que más le gusto de todas las piezas arqueológicas de París fue el escriba sentado.

Pasaron algunos días allí, algo les parecía que no cuadraba ellos ya que era muy extraño como se comportaba el comisario no dejaba a nadie entrar no podían pasar a su casa. Laurie como era la mayor si iba a hacer cargo del caso ya que su padre estaba preparándose para la exposición que le llamarón. Él no les iba a decir nada.

Todos los días que les quedaban estuvieron investigando que ocurría allí.

Tres días antes de irse fueron al museo por la noche para encontrar alguna pista ya que por la mañana estaba llena de gente, descubrieron que el escriba sentado del Louvre era falso.

Por la noche se lo contaron todo a su padre las sospechas que tenían sobre el escriba, pero él no les creía nada y cada vez se reía más y más.

A la mañana siguiente estuvieron investigando y siguiendo al comisario Champollion él estuvo todo el día dando vueltas por la ciudad y entró a una tienda, los niños lo escucharon todo y cuando salió ellos decidieron entrar para preguntar.

La chica que estaba en la tienda no les dijo nada respecto al comisario.

Ellos salieron y se encontraron a él y lo consiguieron seguir y llegaron a su casa y decidieron espiarle a ver que ocurría con él.

Lo que descubrieron no se lo podían ni creer ellos mismos. Era el John Parker un contrabandista de joyas, pero esta vez sí que se pasó robando al escriba sentado y poniendo uno falso en la vitrina del museo del Louvre.

Pero eso solo lo sabían ellos y nadie se iba a fiar en unos niños ya que podrían estar mintiendo, estuvieron pensando en que hacer para que se fiaran de ellos. Se les ocurrió una gran idea para conseguirlo era con la ayuda de su padre. Para ello debían contárselo todo y eso fue lo hicieron. Al principio el padre no creía nada pero al final consiguieron que él les creyera. Entraron a la casa del comisario y resulto ser que tenía toda su casa empapelada, todo estaba envuelto.

En resumen, el escriba del muso era falso gracias a los niños consiguieron detener al ladrón de joyas.

Yo lo recomiendo un montón a todas las personas que le gusten las aventura como el misterio. Al principio del libro parece que no te gusta pero después se empieza a poner más interesante.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram