Escuelas Ave María (Málaga) 2021

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Nombre: África López Orellana
Curso: 1º ESO A
Centro: Escuelas Ave María (Málaga)

Empecé a leer este libro a principios de noviembre de 2020.

Lo leí porque me tenía que terminar la saga y porque parecía muy interesante. La verdad es que me ha encantado, porque es súper emocionante e intrigante.

Al principio todo va mal y los tres protagonistas (Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger) tienen que escapar para que Voldemort no los mate.

Al protagonista principal, Harry Potter, no le da miedo decir “Voldemort” (el nombre del villano), pero tiene que dejar de decirlo a la mitad de la historia porque es una palabra tabú y eso quiere decir que si la pronuncias los mortífagos te localizan y a Harry eso no le viene bien.

Los tres protagonistas se hacen pasar por personas del ministerio con la Poción Multijugos y entran en el gran Ministerio de Magia para dar con un horrocrux. Esa parte me encantó, porque casi los pillan y me hizo mucha gracia cuando uno de los tres tuvo que hacerse pasar por el marido de una mujer.

También se tienen que colar en el banco de magos Gringotts, del que por los pelos salen triunfalmente montados en dragón.

Al final todo acaba bien, y es un alivio porque cuando lo lees es como si fueras un mago o una bruja de la historia más.

Me encanta la creatividad de la autora, porque cuando estás leyendo ni te crees lo que pone de lo imaginativo que es. Además, los libros tienen una chispa que te engatusa cuando solo vas por el primer capítulo y hace que te enganches enseguida.

Jacobo Lobo

Nombre: Alejandro García Barrionuevo
Curso: 2º ESO B
Centro: Escuelas Ave María (Málaga)

Este es mi libro preferido. Fue uno de los primeros que recibí ya que lo vi en una tienda me gustó y lo quise comprar. Además fue el primero de toda la saga Jacobo Lobo.

Por otra parte, hay capítulos interesantes y una canción entretenida al final. Aquí está la historia.

Jacobo Ruiz es un chico normal y corriente que siempre pasa desapercibido. No es gordo ni flaco, no es alto ni bajo, no es guapo ni feo. Lo único que le distingue de los demás es que lleva gafas.

Pero eso no tiene nada de particular. Sin embargo, el día de su séptimo cumpleaños, Jacobo observa horrorizado cómo se transforma en un extraño lobo al brillo de la luna llena. Al principio cree estar sufriendo una pesadilla. Él quiere volver a ser normal, igual que los demás chicos del colegio.

Pero pronto verá que las cosas no son tan sencillas. Él es diferente, y no le quedará más remedio que aceptarlo. Con la ayuda de su amigo Tino y de un hombre misterioso que conoce en el parque, Jacobo irá descubriendo que ser distinto tiene su lado positivo. Sobre todo cuando gracias a su nueva fuerza lobuna impresiona a una chica de su clase, Noura, la cual se acabará convirtiendo en una amiga muy especial.

Además, Jacobo vive muchas aventuras como una pelea con su vecina (que quiere que no lo descubra) y al intentar que sus padres no lo vean… ¡anímate a leerlo!

Los Futbolísimos: El misterio del jugador número 13

Nombre: Francisco Martínez Salvador
Curso: 1º ESO A
Centro: Escuelas Ave María (Málaga)

Este libro ya es por lo menos el 11 o el 12 que me leo. Todos los libros que me he leído han sido de “Los Futbolísimos”. La primera vez que sacaron el primer libro fui rápido a comprármelo.

El libro es interesante, porque empieza conociendo (observando) a un niño ¡que es ruso!

Cuando el niño entra a clase es presentado por el director.

Días más tarde hay un problema con un examen de matemáticas.

Descubren que el número 13 esta jugando sin fichas, ¡ahí es cuando empezó a interesarme!

Todos pensaban que era el numero 13 (el nuevo). Había sido quien robó el examen de matemáticas, pero yo pensaba que el número 13 no era.

Cada vez que dejaba de leer el libro para acostarme pensaba en ¿qué pasará?, ¿quién será el ladrón?…

Al parecer cuando la señora Ivanovich (madre de número 13) vino a la casa a hablar con la madre de Paquete. Al irse paquete fue corriendo y pensaréis ¿por qué? Pues porque el ladrón le dejó una nota a Paquete de que se verían delante de su casa a las ocho en punto. De repente Paquete gritando porque se había enganchado a un alambre para poder pasar a ver quién era el ladrón, y ¿quién era …? ¡Anita! Ella era la ladrona. Le pidió a Paquete que le dijese al profesor que ella lo robó y así toda la clase no suspendería,

Al llegar aquel día el tábano (el profesor) empezó a contar cuenta atrás para que quien fuese el ladrón confesara y dijo “trezz- dozzz-unoo” y yo pensando en “Paquete dilo”

Pero de repente en vez de decir fue Anita dijo “- ¡Yo robé el examen de matemáticas”!

Directamente se fue del colegio sin saber si volvería o no.

Su padre hizo algo que no me lo esperaba ni yo. Se lo llevó como al laboratorio de científica para analizar las huellas para ver si eran de Paquete o no. En ese momento pensé que le descubriría, ¿qué haría?

Al siguiente capitulo Paquete admitió que no había sido él que era para cubrir al ladrón, pero le pidió a sus padres que no podía decírselo.

En seguida hablaron con el director y el profesor para que al menos pudiera jugar el partido, pero en el partido algo raro le pasaba al número 13.

Inmediatamente le dieron en los tobillos y se fue al banquillo. Yo pensando ¡madre mía! ¡El número 13 al banquillo!” Esto cada vez se ponía más interesante y más y más y mucho más.

Hasta que en el final del partido al entrar Paquete estuvo dando toques y todo el mundo diciéndole “que no eres como Viktor (número 13)”, incluso yo pensándolo.

Yo creí que iba a hacer lo mismo que Viktor, pero esto no lo esperábamos, pero Viktor era el único que lo sabía.

Dio unos cuantos toques, lo puso en la línea y…… chutó Helena con h

¡INCREIBLE!

Todos celebrando la victoria, todos gritando, entusiasmados…

Tras haber ganado, al día siguiente la señora Ivanovich y Viktor se fueron sin avisar, ¡NADIE SE LO ESPERABA!

Al siguiente día le llegó una carta a la madre de Paquete diciendo que la marca rusa no quería construir una tienda de RISOT en ESPAÑA nunca, pero lo peor es que le dio su objeto más valioso ¡su pincho!

En ese momento Víctor (hermano de Paquete) estaba con unos amigos jugando a la pelota cuando la madre le advirtió antes. Más tarde pegó un chillido y dijo “No se juega con un balón en casa “, y al instante con el pincho rajó el balón.

Este libro me he interesado mucho por la aventura, el fútbol y el compañerismo.

Os invito a que lo leáis y también te quedas con muchas dudas que se descubren al final del libro.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram