IES El Palmeral (Vera, Almería) 2021

Mi libro preferido

Nombre: Cristina Isabel Invernón Venteo
Curso: 1° ESO A
Centro: IES El Palmeral (Vera, Almería)

Podría decir mil cosas sobre el mundo mágico, sobre la segunda guerra mágica o el famoso Harry Potter, pero no les interesaría ni la mitad. Contaría la historia de Albus Dumbledore, pero les aburriría. Por eso vengo a contar la historia de Andrómeda Black.

Los Black pertenecían a los sagrados 28. Era una de las familias más importantes de toda Gran Bretaña. Con escudo propio, la casa Black tenía sus extrañas tradiciones, como bien pueden ser la de llamar a sus descendientes con nombres de constelaciones o casarse entre primos o hermanos para conservar la sangre pura.

Andrómeda era hermana de Bellatrix L’strange, una de las mortífagas del mundo mágico o lo era hasta que murió en la batalla de Hogwarts y de Narcissa Malfoy, madre del amado por unos y odiado por otros, Draco Malfoy.

Todos eran diferentes, nadie se parecía a ella, excepto su primo Sirius Black, padrino de Harry Potter. Asistió al colegio Hogwarts de magia y hechicería, donde fue seleccionada para la casa Slytherin, hogar de la ambición, astucia y genio. Andrómeda no se llevaba muy bien con sus hermanas, por el simple hecho de que ella no «apreciaba» la sangre pura. Siempre vivió siendo rechazada por su familia, al igual que su primo.

Al crecer, se enamoró y se caso con Ted Tonks y su foto fue borrada del árbol genealógico por traicionar la sangre limpia/pura. Tuvieron una hija Nymphora Tonks, la cual se casó con Remus Lupin, hombre lobo y profesor de defensa contra las artes oscuras. Ellos murieron en la batalla de Hogwarts, dejando como descendencia a Teddy Lupin, que cursó en Hogwarts junto a los hijos del trio de oro (Harry Potter, Hermion Granger y Ronald Weasley).

Al morir su hija, Andrómeda cuidó a su nieto hasta su muerte. Por eso Teddy también convivió con los Potter o los Weasley. La vida de Andrómeda no fue fácil, pues ya que lo único que he contado es un resumen, que a simple vista parece insignificante, pero es más de lo que se muestra.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram