IES Hispanidad (Santa Fe, Granada) 2021

“A dos metros de ti”, de Rachael Lippincott

Nombre: Ana Retamero Torres
Curso: 2º ESO A
Centro: IES Hispanidad (Santa Fe, Granada)

El día transcurre lento, como una suave brisa que arrastra los segundos, esos preciados segundos que no volverán. Solo espero una cosa, la noche, ese momento en el que desde el cielo se ve una lucecita, la luz que alumbra el maravilloso tesoro que mis manos protegen como el más valioso objeto que jamás hayan tocado, de portada suave, de hojas finas, que desprenden ese olor que hace que quieras más y más. Abro la tapa y observo el contenido: algo tan simple y maravilloso como las letras. El lomo del libro cruje; es normal, de tanto abrirlo y cerrarlo, de tanto leer esas palabras, que me habían causado estridentes risas y grandes llantos.

Sonrío, igual que imagino que sonrió Rachael Lippincott al escribir aquel libro, pero no cualquier libro, sino el libro que pasaría a ser el que una chica como yo podría llegar a llamar su libro favorito.

En esta historia, titulada A dos metros de ti, Stella y Will lucharán tanto por una enfermedad, que, por desgracia, actualmente no tiene cura, y el amor, esa barrera de dos metros de distancia, que hace que se atraigan todavía más. Pero las cosas no son fáciles. Tras los giros de acontecimientos constantes que hace que no puedas parar de leer y tener una capacidad pulmonar tan baja, es difícil que Stella sobreviva a la anestesia. Pero, ¿y Will? Después de que le borraran de la lista de trasplantes al contraer una enfermedad, que es como una sentencia de muerte impuesta, no tiene grandes esperanzas de vida. El miedo, el de mostrar esas cicatrices que marcan un antes y un después. Pues sí, luchan por su amor, aunque caigan mil veces de rodillas, y mil veces se abran la carne, preferían tener el cuerpo lleno de cicatrices al peso que deja en el alma el remordimiento de no haberlo intentado.

Una historia abrasadora, que no voy a decirte cómo finaliza.

“Necesitamos estar cerca de las personas que queremos casi tanto como el aire que respiramos.” Una simple frase, que ha dejado huella en mí; una huella que es transparente, nadie la ve, nadie la siente, pero mis dedos la rozan, es el amor, es aquello, esa cosa indescriptible, la sal de la vida, lo que hace que todo merezca la pena. Porque un amor tan grande se queda tatuado en la piel, una experiencia infinitamente más interesante que la aburrida tersura de la perfección.

Lo cierto es que no tengo una parte favorita, pues cada página me enseñaba algo distinto: a valorarme; a amar; a que, aunque alguien sonría, solo puede ser una fachada que cubre el verdadero sufrimiento que hay detrás; a que cada uno vive su historia y puede, solo puede, que los libros sean aquello que te permiten huir, ser alguien completamente distinto, vivir una historia que por suerte o por desgracia no te ha tocado vivir.

Cuando formulan esa pregunta, aquella de ¿y qué libro me recomiendas? Simplemente, no lo pienso, al principio un montón de títulos de libros se arremolinan en mi mente, pero solo uno consigue salir de mis labios, ese título tan peculiar: A dos metros de ti.

Ahora puede que apague la luz, esa luz que supervisa mi lectura, hoy se acaba una nueva aventura, aunque mañana empiece otra, esta noche dormiré, pero puede que me cueste levantarme porque reviviré la historia una y otra vez.

“Naruto”, de Masashi Kishimoto

Nombre: Andrea Bustos Barroso
Curso: 1º ESO A
Centro: IES Hispanidad (Santa Fe, Granada)

A lo largo del tiempo, he leído muchos libros; pero hubo uno que captó mi atención. Se trata de Naruto, un manga shonen, es decir, que tiene mucha acción.

Naruto Uzumaki es el personaje principal y forma parte del “Equipo 7” junto con Sasuke Uchiha, Sakura Haruno y su “profesor” Kakashi Hatake. Este equipo proviene de Konohagakure, su aldea.

Al principio, Sasuke y Naruto comenzaron con una gran rivalidad entre ellos; ambos pertenecen al mismo equipo y debían cooperar si lo que quieren es llegar a ser alguien importante o, mejor dicho, un hokage (un ninja). Para esto los entrenan.

La cooperación es un valor muy importante, sobre todo, cuando trabajas en equipo. Si cada uno aportamos nuestro granito de arena podemos llegar a lograr algo más que si lo hacemos por nuestra cuenta.

Elegí este manga porque pensé que esta podría ser una oportunidad para leer cosas nuevas y no me ha defraudado. Naruto es muy diferente; por ejemplo, se producen muertes continuas a manos de personajes que muestran bondad. Además, me agrada la forma que tienen de expresarse tan particular.

Mis personajes favoritos son Iruka y Kiba. Aparecen desde el principio y ayudan al protagonista a mejorar. Me transmiten mucha confianza y siempre se mantienen firmes con su pequeña sonrisa.

“Las brujas”, de Roald Dahl

Nombre: Fernando Romero González
Curso: 2º ESO B
Centro: IES Hispanidad (Santa Fe, Granada)

Mi libro preferido se titula Las brujas del escritor Roald Dahl ya que cuenta una historia interesante, entretenida y con mucho suspense.

Trata de unas brujas que se disfrazan para secuestrar niños y hacerlos desaparecer. Un niño que se había ido de vacaciones con su abuela a un hotel recibe de su abuela el regalo de unos ratones para divertirse. El director del hotel es informado de la presencia de estos ratones, pero la abuela se justificó alegando que el hotel estaba lleno de ratones. Gracias a esta excusa, el niño pudo quedarse con los ratones, aunque después las cosas no marchaban bien.

No quiero contar más detalles para no destapar nada importante y que sean los lectores los que descubran ellos mismos cómo sigue la historia.

En general, el libro me ha encantado desde el principio; me hacía sentir que estaba allí, viviendo con emoción las aventuras que no quería que terminaran nunca, aunque, por otra parte, deseaba ver qué final nos reservaba el autor así que recomiendo su lectura.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram