IES Ribera del Fardes (Purullena, Granada) 2021

“Cuando brillan las estrellas”, de Victoria Jamieson y Omar Mohamed

Nombre: Beatriz Tejada Olmos
Curso: 2º ESO A
Centro: IES Ribera del Fardes (Purullena, Granada)

Una terrible tragedia separa a dos hermanos de su familia y los llevan a un campamento de refugiados en Dadaab. El hermano mayor, Omar, vio como era su primer día sin su familia, pero no estuvo solo ya que los dejaron a su hermano y a él con una señora mayor llamada Fatuma. Su hermano Hassan no sabía hablar solo decía una palabra y era Hoyoo.

El tiempo fue pasando y Omar empezó a ir al colegio. Todo iba genial hasta que llegaron varios problemas: los exámenes y que una de sus amigas no pudo estudiar porque tenía que casarse. Pero el siguió adelante, junto a su mejor amigo Jeri, estudiando mucho.

Como eran pobres allí no tenían mucho que hacer, lo mejor era jugar al futbol con bolsas de plástico o estudiar para los exámenes. Allí se hablaba inglés, tuvo que aprender, así que cada día cogía un palo y escribía su nombre en la arena.

Cada mañana al dirigirse a la escuela se encontraba con Jeri, Nimo y Maryam. Al entrar las chicas se sentaban en una mitad de la clase y lo chicos en la otra.

A veces Omar no podía estudiar porque su hermano enfermaba, pero un día Maryam se dirigió hacia su cabaña y le dijo que él tenía la oportunidad de estudiar y no la podía rechazar, ya que ella no iría más a la escuela por que se tenía que casar. Todos los sueños de Maryam se fueron volando.

El sueño de Omar era ser socio de las Naciones Unidas. Era un chico inteligente así que iba a conseguir lo que quisiera. En cambio, Jeri, su sueño era ser maestro el cual su padre no aceptaba.

El quería ir a América, pero no tenían dinero para poder viajar. Un día vino al colegio una socia de Naciones Unidas llamada Susana Martínez. Ella miró a Omar en cuanto lo vio, después de la clase, el profesor lo llevó con Susana y allí estuvieron hablando un rato. Susana le dijo que intentaría hacer lo posible para que cumpliera su sueño.

Al día siguiente Omar y su hermano se lavaron los dientes e intentaron ponerse su mejor ropa porque Omar iba a hacer una entrevista como socio de las Naciones Unidas. Llegaron al sitio y allí estuvieron esperando un tiempo, nadie venía así que pasaron la noche esperando. …

A la mañana siguiente despertaron y entraron para que Omar fuese entrevistado. El entrevistador le hizo varias preguntas y él se las contestó, pero en una de ellas se le quebró la voz, la pregunta era sencilla. Le preguntó qué recordaba de su antiguo hogar.

Omar se quedó callado, pero al rato contestó con algo que hizo que se le cristalizaran los ojos.

El solo recordaba que era un niño pequeño, su padre le cogía y le dejaba en un campo mientras su madre preparaba algo de comida para hacer un picnic. También recordaba sus juguetes. Él jugaba con ellos debajo de un árbol, cuando de repente escuchó un fuerte ruido: ¡¡BANG, BANG!! Corrieron todo lo que pudieron pero su madre se paró, le dio a su hermano y le dijo: todo estará bien.

Su hermano y el corrieron, pero se dieron la vuelta y justo antes de ver a un hombre con capucha roja, una mujer les cogió y les sacó de allí. Omar se puso a llorar, ya no le salían las palabras.

Después salieron al exterior y se encontraron con Nimo. Ella se iba a América. Omar al verla se alegró, pero le tuvo que decir adiós por que llegaba tarde al colegio.

Pasaron varios días y no le llegaba ningún aviso de la entrevista. Así que pensó que no había gustado.

Pasaron unos días y a Omar le hicieron otra entrevista y salió mejor. Al día siguiente le daban la respuesta. Tenía muchos nervios y cuando lo abrió: lo habían contratado.

Al mes siguiente se iba hacia América. Estaba nervioso y triste, se iba con su hermano y dejaban a Fatuma sola. En cuanto se despidieron se montaron en un autobús que los llevaba hacia el aeropuerto.

Una vez allí vio que tenía una carta, era de Maryam, todo lo que le escribió era muy bonito. Omar pensó que estaban muy solos, pero algo le decía que su hermano y él encontrarían su camino.

Esta novela gráfica me gustó mucho el libro ya que expresa muy bien los sentimientos de Omar y además aprendes que el hecho de ser pobre no puede impedir conseguir tu sueño, solo tienes que luchar por ello.

“Mentira”, de Care Santos

Nombre: Carmen García Travé
Curso: 2º ESO B
Centro: IES Ribera del Fardes (Purullena, Granada)

El libro Mentira nos narra la historia sobre una estudiante de bachiller para entrar en Medicina llamada Xenia.

A esta chica le mandan leer un libro. Leyéndolo le da curiosidad por un blog para ver los comentarios respecto a este libro y encuentra el de un chico que le interesa y decide contestarle y así es como empezaron a hablarse a menudo por privado.

Xenia averiguó más sobre él: era atlético, hacía taekwondo siendo cinturón negro de primer Dam, se llamaba Marcelo López, tenía 17 años… Ella se creía que era su tipo ideal de chico, se enamoró locamente de él, no podía concentrarse bien en los estudios y a causa de esto sacaba malas notas para poder entrar a Medicina.

El chico paró de mandarle mensajes y Xenia es muy impaciente así que para sorprenderlo decide ir donde supuestamente estudiaba y empezó a descubrir hasta donde practicaba taekwondo solo mirando la foto que le envió. Al llegar a su instituto no lo encuentra, ni siquiera el director sabe de quién hablaba. Cuando llega a su clase de taekwondo mira que en todas las fotografías sale Marcelo junto a otros niños más pequeños, cuando ella lo vio estaba completamente embobada con su belleza, pero al acercarse el chico no sabe nada de ella. Xenia comprendió completamente en ese momento que “Marcelo” no estaba diciendo la verdad sobre él y sus datos. Al enterarse de eso, la chica decide mandarle un mensaje con todo lo que hizo ese día para encontrarlo y que sabía que todos sus datos eran falsos.

“Marcelo” decide escribirle una carta de sinceridad hacia ella para que pudiera justificar su mentira sobre cómo era. Una carta en la que explica que está en una cárcel, muestra la razón, sobre su vida de pequeño, su vida en la cárcel con sus horarios, cuando podía responderle y cuando no, le explico que no podía tener móvil allí, tampoco podía responderles a menudo a los mensajes porque estaba prohibido y cuenta lo que de verdad ocurrió para que lo encerraran.

Éric era un niño que vivía en barrios pobres y sus padres no se ocupaban de él. “Su primo” Ben le da de comer, consejos, hogar y seguridad con lo que Éric está muy agradecido y quiere hacerle caso en todo lo que le dice que haga. Él fue una vez a la biblioteca y cogió la recomendación de la bibliotecaria (el libro con el cual se conocieron ellos dos).

Surgió un asesinato de una niña de la que el culpable fue “su primo”. En cuanto descubrió esto Éric (de lo que se enteró porque le pidió que fuera con él a enterrarla para que no encontraran su cuerpo) se quedó muy sorprendido y nervioso y Ben le dijo que se culpara a él mismo porque al ser menor de edad no iba a tener una pena de cárcel tan grande como la suya.

Como estaba tan agradecido a Ben, se culpó del asesinato de la niña cuando en realidad fue Ben quien la mató atropellándola, porque según él era muy pesada.

Y al final al terminar de leer esto Xenia corrió hasta su madre para explicárselo y ellas dos fueron a justificar su silencio y cuál fue la verdadera cara de esta historia.

Me ha gustado porque me ayuda a entender que a través de internet hablas con personas que resultan que no son de verdad lo que dicen ser.

Este libro nos da la visión por parte de Éric, un niño que no pudo tener ni una sola oportunidad en la vida de poder hacer lo que quería como era la lectura, estudiar y todo lo relacionado con la literatura. Pero por esas circunstancias tuvo esa vida.

Por otra parte, de la que no ha hablado el libro es la de la niña que murió atropellada, la injusticia de cómo pueden quitarte la vida y quien lo ha hecho no tener un castigo de ser condenado. Tampoco podría imaginarme el dolor de esos padres al saber lo que le pasó a su hija, como desapareció y encontraron mal enterrada.

Nos habla de las injusticias de la vida tanto como para esas personas que están en la cárcel por las cosas que no han hecho y lo injusta que es para las víctimas que tampoco condenan a las personas que lo han hecho realmente.

También por mi opinión diría que estuvo mal que Éric se culpase por algo que no hizo y hacerle hecho caso a “su primo”. Y que fuera cómplice de enterrar a la niña.

Mentira es un libro que trata de temas del que no muchos estamos concienciados. Y aunque un hijo o una hija estén informados de todo lo que puede ocurrir a través de estos actos de los que realizamos por internet y con quien contactamos seguimos cometiendo ese error tan grave por nuestra cabezonería, inocencia e incluso porque nos sentimos vacíos, como si necesitáramos a alguien más cuando tenemos a nuestra gente al lado de las que podemos sentirnos amados, aunque sea por una sola persona, y es por eso que nos dejamos engañar por gente que ni siquiera conocemos. Creemos que son iguales que nosotros, nuestros propios gustos, nuestros pensamientos sobre la vida, los sentimientos, que tienen nuestra edad, que son tan guapos y guapas como en la foto cuando en verdad puede ser un anciano que quiere aprovecharse de los jóvenes y de su inocencia.

También este libro te hace experimentar todo tipo de sentimientos, un libro del que no he podido parar de leer hasta el final y lo recomiendo sobre todo a jóvenes lectores.

Síguenos y comparte en redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram